Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Qué cambios trajo a Cuba la reanudación de las relaciones con EEUU?

    ¿Qué cambios trajo a Cuba la reanudación de las relaciones con EEUU?
    Danilo Maldonado Machado “El Sexto” , artista y activista por los
    derechos humanos en Cuba, expone cuál es la situación actual de los
    derechos humanos en la isla, en el primer aniversario de la visita de Obama
    POR: MARIA ORTIZ
    29 MARZO 2017

    El artista y activista por los derechos humanos en Cuba Danilo Maldonado
    Machado “El Sexto”, está de visita en California, para promover sus
    obras y su defensa de los derechos humanos en Cuba, precisamente después
    de recuperar su libertad tras pasar 55 días encarcelado en Cuba sin que
    se le acuse en un debido proceso legal, y cuando se cumple un año de la
    visita de Obama a La Habana.

    El grafitero a su vez tiene previsto asistir al Foro por las Libertades
    de Oslo (Oslo Freedom Forum) en mayo próximo a denunciar las violaciones
    de derechos humanos que se cometen en Cuba.

    En diciembre de 2014, El Sexto fue arrestado cuando iba a montar un
    performance llamado “Rebelión en la Granja”, con dos cerdos decorados
    con los nombres de “Fidel” y “Raúl”. El artista permaneció encarcelado
    por 10 meses, sin un juicio. Finalmente fue liberado el 20 de octubre de
    2015, debido a la presión de organizaciones que defienden los derechos
    humanos.

    En 2015, Danilo Maldonado mereció el premio Vaclav Havel, otorgado por
    la Fundación para los Derechos Humanos a personas “que participan en la
    disidencia creativa, exhiben valor y creatividad para desafiar la
    injusticia y vivir en la verdad”, pero solo pudo asistir a recibir el
    reconocimiento en 2016.

    Esa es una pregunta muy interesante, porque las personas creen que al
    comienzo de una relación va a cambiar algo, lo que no tienen en cuenta
    es que estamos hablando de las mismas personas que llegaron al poder
    matando personas, quitando, usurpando y adueñándose de todo a su
    alrededor. Cuando tú ves a un presidente que fue elegido
    democráticamente acercarse a este tipo de persona, sencillamente lo que
    le está dando es poder o legitimando esa delincuencia.

    Pero más que eso, considero que lo más importante que hizo Obama durante
    su visita a Cuba es que es el primer presidente de EEUU que visita Cuba
    y se reúne con la disidencia, y eso le da un reconocimiento a ese
    movimiento por un cambio en Cuba a nivel mundial que antes no tenía. Eso
    fue interesante y fue bueno.

    Por lo demás, valga la redundancia, no ha favorecido en nada a ninguna
    persona, y en materia de derechos humanos, menos.

    En enero de este año te liberaron tras 55 días de encarcelamiento en
    condiciones brutales que hicieron temer por tu vida, ¿de qué delito te
    acusaron para que te arrestaran nuevamente?

    En mi caso, por ejemplo, hace apenas tres meses que salí de prisión, por
    hacer una obra, por escribir un graffiti.

    Son innumerables detenciones, registros, incautaciones, sin ninguna
    causa legal, esta última a la que me refiero es precisamente un
    encarcelamiento prolongado que ocurre después de la visita de Obama,
    después de reanudarse las relaciones entre Cuba y EEUU, y porque me
    niego a ser silenciado y dejar de usar mi arte para pedir la libertad
    para el pueblo cubano.

    Por ejemplo, en la Novena Cumbre Anual de Ginebra para los DDHH y la
    Democracia realizada en febrero de 2017, yo hice una denuncia por las
    detenciones arbitrarias y sin proceso legal que se realizan en Cuba, y
    fue aceptada, ya podemos ver así cómo se puede avanzar en la exigencia
    de que cese la impunidad del gobierno de Cuba por reprimir los derechos
    humanos.

    Maldonado explica que estas denuncias por violaciones de los derechos
    humanos, se han realizado caso por caso, hasta el momento él no conoce
    que se haya presentado una denuncia colectiva.

    En su caso personal, su denuncia fue aceptada por la Corte de Derechos
    Humanos en Ginebra, así como la denuncia de Rosa María Payá por el
    homicidio no esclarecido de su padre, Oswaldo Payá, el líder opositor
    creador del Proyecto Varela y el Proyecto Heredia, que intentaba
    realizar un plebiscito para modificar la Constitución de Cuba, y que
    estas denuncias permiten influir en las votaciones que sancionan a un
    país por sus violaciones de los derechos humanos, porque hasta ahora,
    los que representaban a Cuba en estos organismos internacionales eran
    designados por el gobierno, eran funcionarios.

    Este cambio ocurre en 2011, cuando el gobierno de Cuba elimina el
    permiso de salida que era obligatorio para poder salir de Cuba, y esto
    es lo que permite se pueda denunciar lo que sucede en Cuba. Hasta ese
    momento, solo se conocía la “versión oficial”. Estamos hablando de un
    régimen que tiene todo el poder y todo el tiempo para manipular los
    hechos y prepararse a presentar un caso favorable de cómo ellos obedecen
    todas las reglas sin que nadie los contradiga.

    Para poder presentar un caso que desmienta esa versión oficial sostenida
    durante años, para poder demostrar que no es cierto que se respeten los
    derechos humanos, que se abusa del poder, se requiere preparación,
    porque ellos han tenido tiempo y recursos para vender la imagen que
    ellos desean.

    Ahora ya es posible llegar a un tribunal y acusarlos, y que haya un voto
    contra un gobierno, y que si ese tribunal internacional estima que ese
    gobierno comete crímenes, también se les haga un proceso penal y que
    sancionen a esas personas que ocupan el gobierno de un país por un golpe
    de estado y cometen abusos de poder.

    Ha sido la fuerza de las denuncias de la comunidad internacional, del
    mismo gobierno de EEUU, como en el caso de Alan Gross, lo que ha
    permitido que esto suceda. Porque el gobierno de Cuba nunca demostró que
    Alan Gross era un espía, aunque lo acusaba de ello y exigió el rescate
    de cinco espías cubanos a cambio de liberar a un ciudadano de EEUU
    injustamente acusado, sancionado y encarcelado.

    ¿Por qué insistes que en Cuba hay que enseñar a perder el miedo?

    Yo no esperaba la reacción, la reacción que ellos tuvieron fue la que me
    demostró la fuerza que puede tener el graffiti, el arte en sí mismo,
    para demostrar cómo se violan los derechos humanos en Cuba.

    Cuando puse la frase “Se Fue” cuando se murió Fidel, el 26 de noviembre
    de 2016, el delito que me acusan es de daños, que se castiga con una
    multa, nunca ir a prisión. Y sin embargo, me encarcelan.

    Cuando el performance de los cerdos en 2015, ellos me acusaban de
    desacato, por faltarle el respeto a la autoridad, pero esto tampoco fue
    un proceso legal, porque el performance no se realizó, ellos me detienen
    antes de que lo haga, ellos no presentaron una acusación ante un
    tribunal, no hubo un juicio, pero lo que sucedió fue una prueba que todo
    el proceso fue una detención arbitraria con el objetivo de atemorizar a
    un artista, de sancionar una forma de pensar.

    Lo peor de todo lo que sucede en Cuba es que esta represión va dirigida
    a la forma de pensar, es algo muy abstracto, no es ni siquiera contra la
    forma de actuar de una persona, es contra la forma de pensar, algo que
    es muy difícil de probar, estamos hablando de que ellos se sienten con
    el derecho de pararte en la calle o invadir tu casa sin una orden de
    registro y ocupar cuadros, bocetos, una agenda con direcciones y
    teléfonos. Ellos se sienten con el derecho de encarcelarte sin poderte
    acusar realmente de algo. En el caso del performance de los cerdos,
    ellos me encarcelan por mi forma de pensar, porque el performance nunca
    se realizó, ellos me detienen y me registran antes de que haga el
    performance.

    Estamos hablando de un sistema que no quiere que pienses algo diferente
    de lo que ellos quieren que pienses, es muy complejo, muy difícil de
    probar en un proceso judicial, ante un juez. Estas detenciones
    arbitrarias son muy difíciles de verificar, porque nadie te acusa, no
    hay un crimen, no te presentan a un juez, porque si hicieran esto,
    podrías probar por qué te encerraron en la cárcel, nombrar a un defensor.

    Es nefasto, es libre la creación artística, siempre y cuando no sea
    contra la Revolución. Más que contra la libertad de expresión, es un
    sistema que te castiga por ejercer el derecho a pensar libremente.

    ¿Cuál fue tu experiencia más positiva durante tu más reciente
    encarcelamiento?

    Que pude ver la Cuba que actualmente está en las prisiones, que pude
    hablar con personas que están encarceladas sin que nadie las acuse, que
    pude ser testigo de que en las prisiones de Cuba están detenidas
    personas que en cualquier otro lugar del mundo estarían libres, y que
    las personas que están en el gobierno pueden hacer esto impunemente, sin
    que tengan que responder por eso.

    Source: ¿Qué cambios trajo a Cuba la reanudación de las relaciones con
    EEUU? | La Opinión –
    laopinion.com/2017/03/29/cuales-son-los-cambios-que-trajo-a-cuba-la-reanudacion-de-relaciones-con-eeuu/