Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La saga cubana de Oswald – General del MININT se enreda en el puente de los espías

    La saga cubana de Oswald: General del MININT se enreda en el puente de
    los espías
    Posted on 8 mayo, 2016
    Por Miguel Fernández Díaz

    Las elucubraciones oficiales sobre Lee Harvey Oswald, el asesino de Johh
    F. Kennedy, parecen no tener fin y cada día se enredan más, ahora a raiz
    del laureado filme El puente de los espías (2015), de Steven Spielberg.

    La película de Spielberg recrea la mediación del abogado neoyorquino
    James Donovan (Tom Hanks) para canjear al piloto de la CIA Francis Gary
    Powers (Austin Stowell) por el jefe de la red ilegal de la KGB en
    Estados Unidos, Rudolf Abel (Mark Rylance). La gestión fructificó el 10
    de febrero de 1962 en el puente Glienicke, sobre el río Havel, que
    conectaba el sector americano de Berlín Occidental con Postdam, ciudad
    de la entonces República Democrática Alemana (RDA).

    Tras dejarnos colgados con las revelaciones anunciadas para el 26 de
    marzo en el programa La pupila asombrada (Canal Educativo 2), el general
    de división Fabián Escalante Font, ex jefe y actual historiador de la
    Seguridad del Estado, recurvó el 12 de abril al blog La pupula insomne
    para enfocar la trama de la película con esta perspectiva: “Quizás lo
    que originó aquel intercambio fue la necesidad de recuperar un testigo
    potencialmente explosivo, que podía conocer informaciones importantes
    sobre el espía Lee Harvey Oswald”.

    Quizás, quizás, quizás

    Escalante está perdiendo el tiempo pensando que un piloto de
    reconocimiento de la CIA podría saber algo sobre el marine Oswald, quien
    había desertado a la Unión Soviética el 16 de octubre de 1959. Powers
    fue derribado y apresado el 1ro de mayo de 1960. Al comparecer en juicio
    el 17 de agosto de 1960 llevaba bastante tiempo en Lubianka para haber
    soltado todo lo que sabía.

    Oswald había tenido acceso, entre septiembre de 1957 y noviembre de
    1958, a información confidencial sobre el Programa U-2 en la base
    aeronaval de Atsugi (Japón), pero de ahí no puede inferirse que Powers
    tenía información sobre él. Ni siquiera oyó hablar de Oswald antes del
    asesinato de JFK y en sus memorias se refirió a él apenas dos veces
    (Operation Overflight, Holt, Rinehart & Winston, 1970, pp. 358 y 359)
    tan solo como portador de cierta información sobre los U-2.

    En nada ayuda a la hipótesis de Escalante que “parece poco probable” el
    canje de “un piloto por un coronel [de la KGB] que no había delatado a
    nadie, ni reconocido los cargos que se le imputaban y estaba condenado a
    37 años de cárcel”. Antes de que Powers compareciera en juicio, otro
    avión de reconocimiento (RB 47H) había sido derribado sobre el Mar de
    Barents y los dos sobrevivientes, capitanes Freeman Olmstead y John
    McKone, fueron canjeados el 24 de enero de 1961 por Igor Melekh y Willie
    Hirsch, agentes de la inteligencia militar soviética (GRU) que el FBI
    arrestó en octubre de 1960.

    Tal y como pudo apreciarse hace poco en el cambio de los cinco espías de
    la Red Avispa por el contratista estadounidense Alan Gross y el desertor
    in situ del MININT Rolando Saraff Trujillo, el canje de prisioneros
    sobreviene con lo que se tenga a mano eventualmente.

    Radiografía de Oswald

    ¿Quién era Oswald y por qué desertó? Escalane considera que esta es “una
    pregunta hasta ahora no respondida”, pero su perspectiva de Oswald como
    super-espía solo enreda la pita con errores triviales y hasta juicios
    desacertados:
    – “[Oswald] había ingresado al Cuerpo de Marines en 1958 para cumplir el
    servicio militar”. En realidad, Oswald dejó los estudios en décimo grado
    para enrolarse como marine el 24 de octubre de 1956.
    – “Una noche lo fue a visitar el conocido agente CIA Gerry Patrick
    Hemmings (…) Al mes siguiente de la visita solicitó el licenciamiento
    aduciendo problemas de salud de su madre, residente en Nueva Orleans”.
    Ella residía en Fort Worth (Texas) y Oswald solicitó licencia el 17 de
    agosto de 1959, así que la visita habría acaecido en julio, pero solo
    Escalante tendría con qué acreditarla, porque esa visita no aparece en
    ningún archivo sobre Hemmings y todos han sido desclasificados.
    – “Oswald era portador de una información vital para la defensa
    estratégica de las fuerzas armadas soviéticas, y ella consistía en los
    parámetros de vuelos de los aviones U-2 hasta entonces imbatibles por la
    cohetería antiaérea”. Tal como ha demostrado el investigador Bill
    Simpich, Oswald sabía a qué altitud podían volar los U-2, pero nada
    sobre lo que necesitaban los soviéticos: cómo sortear las señales que
    este avión generaba para interferir los radares. Por el contrario, el
    sargento Jack Dunlap, asignado a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)
    en 1958 y reclutado enseguida por la KGB, pasó información suficiente
    para que la defensa antiaérea soviética pudiera derribar a los U-2, como
    revelaría el espía del FBI en el GRU, Dimitri Polyakov (TOPHAT). El 14
    de marzo de 1960, un memo de la CIA advertía ya sobre la “alta
    probabilidad” de que misiles antiaéreos (SAM) soviéticos impactaran a
    los U-2 a 70 mil pies.
    – “Desde diciembre de 1959 hasta el 1ero de mayo de 1960 los U-2
    norteamericanos no volaron por territorio de la URSS”. El 9 de abril de
    1960, un U-2 voló sobre la URSS en la misión 4155 codificada Operación
    Square Deal.
    – ¿Acaso tenían la intención de que los soviéticos lo tumbaran
    -conociendo ya información valiosa sobre sus parámetros de vuelo- con la
    vana intención de contar con alguna superioridad en las negociaciones
    (de la cumbre Ensenhower-Jruschov en Viena?)”. La única intención
    plausible es perfectamente al revés. Un memo del FBI sobre TOPHAT,
    fechado el 4 de diciembre de 1963, constata: “Jruschov dio el visto
    bueno al derribo del U-2 en el momento que pensó más favorable para el
    prestigio de la URSS”.
    – “Pocos meses después del derribo del avión, Oswald regresó al
    consulado de Estados Unidos en Moscú, en el cual antes había roto su
    pasaporte norteamericano, y solicitó la repatriación”. Oswald nunca
    rompió, sino que entregó su pasaporte al cónsul Richard Snyder. Y vino a
    pedir que se lo devolvieran el 5 de febrero de 1961. El 22 de marzo
    solicitó por escrito regresar a Estados Unidos, el 10 de julio recibió
    el pasaporte y el 1ro de junio de 1962, un préstamo del Departamento de
    Estado por $435.71 para cubrir los gastos del viaje. El 14 de junio
    estaba en Dallas, con su esposa Marina y su hija June.

    La pregunta con que Escalante intitula su artículo: “¿El puente de los
    espías o el fin de una operación de la CIA?” enreda gratuitamente a
    Powers con Oswald. El estado de la investigación arroja que tanto Oswald
    como otro desertor a la URSS, Robert Webster, veterano de la Marina,
    fueron usados como señuelos (dangles o podstava, en las respectivas
    jergas de la CIA y la KGB) para indagar la situación militar de la URSS
    y sobre todo para detectar topos.

    El jefe de contrainteligencia de la CIA, Jim Angleton, estaba
    obsesionado con que alguien inside the company había informado a la KGB
    que el oficial de la GRU Pyotr Popov [ATTIC] era agente de la CIA. Hacia
    abril de 1958 Popov había revelado a la CIA de que un oficial de la KGB
    se jactaba de tener todos los detalles técnicos del U-2. Al despegar
    Powers en su segunda y última misión de vuelo sobre la URSS, la CIA
    sabía que corría peligro, pero el piloto no tenía ni idea de quien era
    el marine Lee Hayvey Oswald.

    Nota relacionada:

    Nada nuevo bajo el sol: “Revelaciones” del General Escalante sobre el
    asesinato de JFK

    Source: La saga cubana de Oswald: General del MININT se enreda en el
    puente de los espías – Cafe Fuerte –
    cafefuerte.com/cuba/28716-la-saga-cubana-oswald-general-del-minint-se-enreda-puente-los-espias/