Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Alan Gross no se ocultó para lograr acceso a internet en Cuba

    Alan Gross no se ocultó para lograr acceso a internet en Cuba
    Gross calificó su misión como “un programa disparatado” e hizo poco
    intentos en La Habana por disfrazar las labores de acceso a Internet
    para la comunidad judía cubana.
    Agencias
    noviembre 30, 2015

    El exprisionero estadounidense Alan Gross, que pasó cinco años en las
    cárceles cubanas por llevar equipos de comunicación a la isla aseguró
    que hizo pocos intentos por disfrazar su trabajo para establecer
    conexiones a Internet.

    En una entrevista para el programa “60 minutos” de la cadena CBS y
    considerada como la más copiosa en comentarios desde que fue liberado
    por el régimen castrista en diciembre de 2014, Gross calificó su misión
    como “un programa disparatado” y que le estaba poniendo en peligro la
    vida debido a una estrategia diplomática fallida, reseñó el domingo la
    agencia AP.

    Especialista en comunicaciones y ahora con 66 años de edad, Gross ha
    trabajado en más de 50 países y entre ellos hizo tres viajes a Cuba
    hasta que finalmente fue detenido y juzgado a una pena de 15 años de
    cárcel. El 17 de diciembre de 2014, en medio del anuncio del
    restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados
    Unidos, Gross fue liberado en un canje por los cinco espías de la Red
    Avispa.

    Gross dijo que en Cuba le pareció que un hombre lo estaba siguiendo,
    pero regresó dos veces más debido a que se le había permitido ir y venir
    y esto no suponía una amenaza.

    Cuando CBS le comentó si aun con los tres mil millones de personas que
    son registrados todos los días en Internet le parecía estar eludiendo al
    gobierno (de La Habana), el subcontratista de que trabajaba para la
    Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID, por
    sus sigles en inlgés) aseveró: “Ahora, puede ser que suene un poco
    ingenuo. Así que soy ingenuo”.

    El especialista en comunicaciones perdió 100 libras en los cinco años de
    prisión y cinco dientes por la deficiente alimentación a que fue
    sometido en el rigor de su detención.

    “Era ridículo. Yo no era un espía. Yo no era un contrabandista. Yo no
    era un criminal”, dijo seguidamente que ¿el gobierno de Estados Unidos
    desea enviar a personas a países en los que tenemos relaciones
    diplomáticas y ejecutar programas ridículos? Ok, adelante, pero déjeme
    fuera de esto”.

    Source: Alan Gross no se ocultó para lograr acceso a internet en Cuba –
    www.martinoticias.com/content/alan-gross-califica-ridiclo-programa-llevo-a-cuba-contratista-usaid-/110170.html