Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Qué ha cambiado en Cuba desde el inicio del diálogo con EEUU?

    ¿Qué ha cambiado en Cuba desde el inicio del diálogo con EEUU?

    La liberación de presos políticos abrió la veda pero aún queda lo
    principal: el fin del embargo

    MADRID, 17 May. (EDIZIONES) –

    Hace exactamente seis meses Barack Obama y Raúl Castro comparecieron
    ante el mundo en discursos simultáneos para anunciar “un paso
    histórico”. Estados Unidos y Cuba habían decidido derribar la última
    barrera de la Guerra Fría en América e iniciar la andadura hacia la
    normalización de relaciones.

    “Es evidente que las décadas de aislamiento de Cuba han fracasado en
    el objetivo de conseguir una Cuba democrática (…) No podemos seguir
    haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”, dijo Obama el 17 de
    diciembre en un mensaje a la nación.

    Obama propuso entonces “abrir un nuevo capítulo en las relaciones
    bilaterales” que pasa por proporcionar “las herramientas” para provocar
    “un cambio positivo” que sirva para “empoderar al pueblo cubano” y
    desencadenar su potencial.

    Ambos países pactaron una ‘hoja de ruta’ para cuya puesta en marcha
    se han celebrado dos reuniones de alto nivel en Washington y La Habana y
    se han producido una serie de encuentros para acordar las cuestiones
    técnicas. Pero ¿qué se ha conseguido en estos seis meses y qué queda
    pendiente?

    CAMBIOS POLÍTICOS

    1.- Liberación de presos.

    La primera consecuencia visible del inicio del deshielo ha sido la
    excarcelación de un total de 53 presos políticos y el ex contratista
    norteamericano Alan Gross, por parte de La Habana, y de los tres últimos
    de ‘los cinco’ espías cubanos recluidos en Estados Unidos.

    Desde la oposición cubana han matizado que, de los 53 presos
    políticos, en realidad el ‘castrismo’ solo liberó a 39 porque los 17
    restantes ya habían sido excarcelados antes de que Obama y Castro
    anunciaran el acercamiento bilateral.

    2.- Salida de la ‘lista negra’.

    La Casa Blanca ha accedido a sacar a Cuba de la lista de países
    patrocinadores del terrorismo, en la que entró en 1982 por servir como
    refugio de guerrillas latinoamericanas como las Fuerzas Armadas
    Revolucionarias de Colombia (FARC) y de etarras.

    Sin embargo, es un proceso tedioso que aún está en marcha. El 14 de
    abril Obama notificó al Congreso su intención de sacar a Cuba de esta
    ‘lista negra’, tras lo cual deben transcurrir 45 días (que se cumplen el
    29 de mayo) para que se haga realidad.

    CAMBIOS ECONÓMICOS

    Las primeras transformaciones reales en materia económica entraron
    en vigor el 15 de enero en cuestiones sensibles como los viajes, las
    remesas, los servicios financieros y las telecomunicaciones entre ambos
    países.

    1.- Viajes a Cuba.

    Es donde más avances se han producido. Estados Unidos mantiene las
    12 categorías de personas que pueden viajar a Cuba –que excluyen a los
    turistas– pero con autorizaciones generales y no específicas, lo que
    supone que los estadounidenses tendrán el ‘sí’ automático, siempre y
    cuando cumplan los requisitos, sin tener que hacer una solicitud.

    Además, los norteamericanos podrán comprar sus billetes de avión a
    la isla caribeña sin el visto bueno administrativo, e incluso viajar en
    sus medios de transporte privados –siendo el más común el barco–, lo
    que ha hecho que algunas aerolíneas retomen sus rutas hacia Cuba.

    La nueva amistad también facilitará la estancia de los
    estadounidenses en Cuba. La Casa Blanca ha eliminado el límite de gasto
    en la nación latinoamericana y ha elevado hasta los 400 dólares el valor
    de los ‘souvenirs’ que podrán traer consigo, que incluyen 100 dólares en
    tabaco y alcohol.

    2.- Remesas.

    La Administración Obama ha aumentado el límite máximo de dinero que
    se puede enviar desde Estados Unidos a Cuba de los 500 a los 2.000
    dólares por trimestre, un alivio para las cientos de familias que
    sobreviven en la isla gracias a la ayuda de sus seres queridos en el exilio.

    En un paso más, Washington ha eliminado directamente el tope de
    dinero que sus ciudadanos pueden enviar a Cuba para lo que ha calificado
    como “proyectos humanitarios, de desarrollo de negocios privados y apoyo
    al pueblo cubano”.

    3.- Bancos.

    Como avanzadilla del flujo normal (e intenso) de intercambios
    económicos y financieros al que aspiran ambos países, Washington ha
    autorizado el uso de tarjetas de crédito y débito, por lo que gigantes
    del sector como MasterCard, PayPal y Visa han anunciado su desembarco.

    Las instituciones financieras estadounidenses pueden ya abrir
    cuentas en Cuba, aunque de momento es un privilegio que escapa a la
    población cubana, aún expulsada del sistema financiero norteamericano y
    –prácticamente– occidental.

    4.- Tecnologías.

    Estados Unidos ha emitido una licencia general que, “bajo las
    condiciones adecuadas, autoriza las transacciones para establecer
    mecanismos para proporcionar servicios de telecomunicaciones comerciales
    en Cuba o conectar a terceros países con Cuba”.

    Este hito tecnológico incluye Internet. Cuba cuenta ya con una red
    WiFi gratuita que ofrece una velocidad de 1 MB al precio de 4,50 dólares
    por hora o 1,50 dólares para el correo electrónico.

    Asimismo “se ha establecido una interconexión directa entre Estados
    Unidos y Cuba, inicialmente para el servicio de llamadas internacionales
    de voz, amparado en el acuerdo suscrito entre la Empresa de
    Telecomunicaciones de Cuba SA (ETECSA) y la norteamericana IDT”.

    ¿QUÉ NO HA CAMBIADO?

    1.- Derechos Humanos.

    En la arena política, Estados Unidos ha admitido recientemente que,
    pese al largo proceso de transformación que aguarda a Cuba, de momento
    “la naturaleza del régimen no ha cambiado”. Así lo atestigua la
    disidencia interna, según la cual, tras una reducción simbólica en
    enero, el número de detenciones arbitrarias (y por horas) ha seguido
    aumentando.

    La situación de Derechos Humanos en Cuba sigue siendo la misma, a
    pesar del histórico diálogo sobre la materia que las dos delegaciones
    mantuvieron el 31 de marzo y del que solo salió el compromiso de “seguir
    hablando”.

    2.- Apertura de embajadas.

    Uno de los anuncios estrella del 17 de diciembre fue el firme
    compromiso de abrir cuanto antes embajadas en Washington y La Habana.
    Desde entonces, las conversaciones han girado prácticamente en exclusiva
    en torno a este tema, pero aún no se ha materializado.

    La razón son las estrictas condiciones del ‘castrismo': salir de la
    ‘lista negra’ y la “devolución” de la base militar en Guantánamo. Si
    bien sobre el primer punto se espera una solución inminente, la Casa
    Blanca ha aclarado que Guantánamo “no está en la mesa de negociaciones”.

    3.- Bloqueo financiero, económico y comercial.

    El embargo impuesto a Cuba en 1962 por el Gobierno de John F.
    Kennedy –y mantenido por sus sucesores– es la principal exigencia de
    Castro y Obama está dispuesto a ceder. “El colapso de Cuba no sirve a
    los intereses estadounidenses”, dijo el 17 de diciembre.

    Pero ambos son conscientes de que la mera voluntad de Obama no es
    más que el inicio de un recorrido eterno que requiere la derogación de
    numerosísimas normas jurídicas y, por tanto, la connivencia de la Casa
    Blanca y el Congreso, algo impensable actualmente con un demócrata en el
    despacho oval y las dos cámaras controladas por los republicanos.

    4.- Terceros países.

    En la lista de ‘tareas pendientes’ figura también el fin de la
    estigmatización de Cuba en la comunidad internacional, a la que ha
    contribuido Estados Unidos con su bucle de sanciones de todo tipo.

    En detalle, Obama prometió delimitar de una vez por todas las aguas
    del Golfo sobre las que tanto Estados Unidos como México y Cuba poseen
    derechos hasta ahora confusos que, por ejemplo, han impedido su
    explotación por parte de la isla.

    Source: ¿Qué ha cambiado en Cuba desde el inicio del diálogo con EEUU? –
    http://www.europapress.es/internacional/noticia-cambiado-cuba-inicio-dialogo-eeuu-20150517092232.html