Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    No son los veloces los que ganan la carrera

    No son los veloces los que ganan la carrera
    diciembre 23, 2014 2:30 pm·

    Cuba actualidad, Santos Suárez, La Habana, (PD) Guerra a tomatazos a los
    viejos comuñangas que quedan en el barrio. Voy a ver que van a decir
    cuando vean a Obama desembarcar por el aeropuerto José Martí. El que
    hable ahora mal de los americanos va preso”, decía, entre serio y en
    broma, borracho, un hombre de unos cincuenta y tantos años que
    zigzagueaba por los portales de la calzada de 10 de Octubre, en el área
    del otrora cine Gran Cinema.

    “Ahora sí que me jodieron”, continuaba su descarga etílica. “Veinte años
    esperando largarme de este infierno y ahora que me voy, lo más probable
    es que quiten también la Ley de Ajuste Cubano y me quede colgado de la
    brocha. ¡Me cago en tu madre, Obama! ¿No podías haber esperado hasta el
    año que viene?”

    La gente que se aglomeraba en el lugar en espera del ómnibus o haciendo
    sus compras, reían a carcajadas unos, y otros le contemplaban con
    compasión. No noté miradas de desprecio o síntomas de agresividad. En
    otra época habría saltado algún hinchado de fervor patriótico. Pero cada
    vez se ven menos estos originales comecandelas espontáneos. Ahora solo
    actúan por órdenes.

    Otra cosa es cuando se está trabajando, estudiando o le ponen un
    micrófono delante para que exponga su parecer. Entonces salta a relucir
    la habilidad de la doble moral que ha aprendido este pueblo para
    sobrevivir, aunque desee, como el borracho de marras, “largarse para el
    Yuma”, como dicen los aceres.

    Por la calle Patrocinio, una de las entrecalles del Gran Cinema, bajaba
    un grupo – sin duda, estudiantes de secundaria básica, por el uniforme –
    que celebraba espontáneamente los nuevos episodios de esta ya agobiante
    y aburrida historia de más de medio siglo.

    Esta parte de las manifestaciones “espontáneas” es la que han cubierto
    el Noticiero de la TV Cubana, y su asistente del continente virado al
    revés, Telesur. No obstante, el que haya sido observador, habrá
    descubierto, al menos en las manifestaciones de los estudiantes, que de
    cada cinco que le pusieron el micrófono al frente, tres hablaron más del
    restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos que del regreso de
    los tres “héroes antiterroristas” que quedaban en las cárceles
    norteamericanas.

    Telesur hizo énfasis, siguiendo la rima del homólogo cubano, en el
    regreso a Estados Unidos del “espía” Alan Gross, que explicó que había
    sido condenado a 15 años de prisión por traer tecnología para conectarse
    directamente a internet.

    Se les fue o esta vez no siguieron la rima del NTV que no ha explicado
    bien ese detalle. Insisto, cualquier televidente observador se habrá
    preguntado cómo es posible que en este siglo XXI se condene a alguien
    por espía por traer unas computadoras para conectarse a la internet vía
    satélite y que se venden en cualquier tienda del mundo.

    Si esto es cierto, ¿cómo los Estados Unidos no supieron defender a un
    ciudadano de su país?

    Hay también otros misterios no desenmarañados.

    La Constitución de Estados Unidos, en su artículo II sección 2, da poder
    al presidente de esa nación para conceder indultos, excepto en los casos
    de personas condenadas en un juicio político. En el asunto de la Red
    Avispa, los juicios fueron políticos.

    Como no hay nada oculto que no llegue a saberse, también se sabrá quién
    es el misterioso personaje que nombró en su discurso el presidente
    Obama. El mismo fue liberado junto con Alan Gross y según Obama, era un
    espía que tenían los EU en Cuba y el que precisamente les dio el alerta
    sobre la Red Avispa a la inteligencia estadounidense.

    De esto nos enteramos en Cuba gracias a Telesur, que puso los discursos
    de los dos presidentes, porque al NTV se le olvidó poner el del
    presidente de Estados Unidos. Así que por lo tanto, 1 punto para Telesur
    y 0 para el NTV, aunque cero para los dos porque todavía el día 18 nada
    habían informado sobre quién es el enigmático personaje.

    Para algunos sería una sorpresa este anuncio del presidente de Estados
    Unidos de reanudar las relaciones con Cuba, someter al Congreso el
    levantamiento del embargo y soltar a los 3 espías, excusen, “héroes
    antiterroristas”. Pero se veía venir…

    No hace falta ser Nostradamus o tener una bola de cristal: muchos aquí
    todavía tienen sesos. Lo que piensa y comenta el hombre común in vocce,
    lo han venido alertando miembros de la oposición y periodistas
    independientes a sotto vocce.
    Ya se venía venir. Había mucha presión de sectores económicos
    estadounidenses y algunos cubano-americanos, deseosos de que les tocara
    algo del pastel que se han estado repartiendo otras naciones del mundo,
    asociados con el gobierno cubano.

    Mientras tanto, Liborio se ha estado comiendo una soga en Cuba. O se
    lanza al mar, se mete en una goma de un avión o se va de safari por todo
    Centroamérica para llegar a la frontera de México con Estados Unidos. Un
    referéndum con los remos y con los pies que nadie parece querer ver,
    incluidos el prestigioso The New York Times, la ONU, la OEA y el resto
    de todas las siglas.

    Se veía venir…Los movimientos hacia La Habana de todos estos mercaderes,
    sobre todo de la ciudad floridana de Tampa desde el año 2011, la
    creación de un superpuerto en la costa Norte de Cuba que evidentemente
    apunta a los puertos de Estados Unidos en el Golfo de México- nadie
    gasta millones por gusto-, los ajetreos de personajes de aquí y de allá,
    y desde luego los influyentes reportajes del encumbrado NYT pocos días
    antes de la declaración del presidente de EU.

    Resulta intrigante y solapado como al influyente periódico neoyorquino
    no le dio la sirimba de hacer esos reportajes hace décadas y solo ahora
    lo hicieron.

    Todo esto es algo que se venía adobando hasta que la olla reventó el
    pasado día 17.

    Como en los primeros años del siglo XX, volverán a reunirse dos
    estupendos socios comerciales, mercachifles yankees y españoles, que en
    conjunto con gobernantes deshonestos, dejaron a los naturales del país
    en la estacada hasta que se cansaron y rebelaron en 1933.

    Se dice que la mentira repetida muchas veces se convierte en verdad.
    ¿Qué pasaría si la verdad repetida muchas veces se aferra en el corazón
    y las inteligencias de todos para evitar que hechos como los de 1933 y
    1959 vuelvan a suceder?

    Quiera la Providencia que esta vez prime el verdadero nacionalismo y no
    el falso, que desde la desaparición del campo socialista han querido
    hacer ver al mundo los comunistas cubanos, eliminando hasta los cuadros
    de Marx y Lenin para sustituirlos por los históricos patriotas de este país.

    No solo algunos cubanos todavía confunden con la patria esta ideología
    extranjera, ahora disfrazada de nacionalismo, llamada socialismo del
    siglo XXI. En el exterior se ve también como algunos que se dicen
    comunicadores también han caído en esta trampa.

    Queda una vez más demostrado aquellas verdades para todos los tiempos
    escritas 300 años antes del nacimiento de Cristo, en el Eclesiastés: “En
    este mundo he visto algo más, que no siempre los sabios tienen pan, ni
    los inteligentes son ricos, ni los instruidos son bien recibidos, que no
    siempre los justos ganan las batallas, ni son los veloces los que ganan
    la carrera”.

    Aunque los justos pierdan la batalla, los veloces en este tema nunca han
    ganado las carreras. La batalla final siempre la han ganado los justos,
    aunque continuamente ha costado sangre, sudor, lágrimas y décadas de
    lucha. La historia mundial confirma que esto ha sido persistentemente y
    que cada generación tiene que luchar con nuevas formas de servidumbre.

    Para Cuba actualidad: glofran864@gmail.com

    Source: No son los veloces los que ganan la carrera | Primavera Digital
    http://primaveradigital.net/no-son-los-veloces-los-que-ganan-la-carrera/