Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Judy Gross – ‘Mi marido ha pagado un precio terrible por servir a su país y su comunidad’

    Judy Gross: ‘Mi marido ha pagado un precio terrible por servir a su país
    y su comunidad’
    DDC | Washington | 3 Dic 2014 – 10:19 am.

    Washington califica de ‘muy decepcionante’ que Alan Gross inicie su
    sexto año de ‘encarcelamiento injustificado’.

    Cartel en una manifestación frente a la Casa Blanca, a favor de Alan
    Gross. Washington, 3 de diciembre de 2013. (AP)
    La esposa del contratista estadounidense Alan Gross, quien este
    miércoles cumple cinco años de encarcelamiento en Cuba, pidió al
    presidente estadounidense, Barack Obama, que actúe antes que sea
    “demasiado tarde”.

    “Alan ha decidido que no soportará otro año como prisionero en Cuba, y
    temo que hemos llegado al final”, dijo Judy Gross en un comunicado,
    reportó la AFP. “Es momento de que el presidente Obama traiga a Alan de
    retorno a Estados Unidos; de lo contrario, será demasiado tarde”, añadió.

    Gross fue arrestado el 3 de diciembre de 2009 en La Habana y acusado de
    distribuir equipos de comunicación prohibidos por el régimen cubano, en
    momentos en que se trabajaba como subcontratista de la Agencia de
    Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

    En marzo de 2011 fue condenado a 15 años de prisión bajo el cargo de
    “actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado”.

    “Ya basta. Mi marido ha pagado un precio terrible por servir a su país y
    su comunidad”, expresó Judy Gross en el comunicado, distribuido por el
    abogado de la familia en Estados Unidos.

    De acuerdo con los abogados, en julio pasado Gross se despidió de su
    esposa y de su hija y desde entonces se ha rehusado a verlas nuevamente
    como prisionero.

    Más recientemente, Gross se ha negado a recibir también la visita del
    personal de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, en
    protesta por la falta de acción por parte del gobierno para obtener su
    liberación.

    Gross, en cambio, sí ha aceptado visitas de senadores estadounidenses
    como Jeff Flake, republicano de Arizona, y Tom Udall, demócrata de Nuevo
    México, quienes estuvieron en la Isla en noviembre y se reunieron con
    altos funcionarios del régimen.

    La Habana busca canjear al contratista por los tres espías cubanos que
    cumplen condenas en cárceles estadounidenses. Washington sostiene que
    los casos no son equiparables.

    Washington: ‘Muy decepcionante’ que Gross continúe en prisión

    Este martes, el gobierno de Obama consideró “muy decepcionante” que
    Gross empiece “su sexto año de encarcelamiento injustificado en
    condiciones difíciles en Cuba”, informó EFE.

    La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, reiteró en un
    comunicado que Gross fue enviado a prisión por “facilitar contacto sin
    censura en internet” entre una pequeña comunidad religiosa en Cuba y el
    resto del mundo.

    “Es muy decepcionante, especialmente a la luz de su declarado objetivo
    de proveer a los cubanos de acceso a internet, que el Gobierno cubano no
    permita al señor Gross volver con su familia, a la que pertenece”, dijo
    la portavoz.

    “Reiteramos nuestro llamamiento al Gobierno cubano, haciéndonos eco de
    los líderes extranjeros e incluso aliados de Cuba, para que libere a
    Alan Gross inmediatamente”, agregó.

    “El encarcelamiento continuo de Alan Gross es el principal obstáculo a
    un cambio en la política de la Administración Obama hacia Cuba”, aseguró
    Cynthia Arnson, directora del programa de Latinoamérica en el centro
    Woodrow Wilson.

    Arnson señaló que “hay muchos” que están pidiendo un acercamiento a La
    Habana, incluso desde el propio Congreso, pero es un tema “muy polarizado”.

    La muerte de la madre de Gross el pasado junio fue un punto de inflexión
    puesto que Estados Unidos había pedido que se permitiera al contratista
    visitarla antes de fallecer, después de que Washington accediera a que
    el cubano René González, condenado por espionaje, fuera a la Isla para
    ver a su hermano, también enfermo de cáncer.

    El gobierno de Raúl Castro no concedió a Gross permiso para despedirse
    de su madre.

    El senador cubanoamericano Marco Rubio señaló que este aniversario “es
    un recordatorio de que el régimen cubano sigue siendo tan represivo como
    siempre” e instó a Obama a “intensificar sus esfuerzos” para lograr la
    libertad de Gross “sin condiciones”.

    Rubio enfatizó que hacer “concesiones unilaterales” al régimen de Raúl
    Castro “ayudará a fundamentar más violaciones de los derechos humanos y
    mantener la verdadera libertad aún más fuera del alcance de los cubanos”.

    Por su parte, la congresista Ileana Ros-Lehtinen consideró que en este
    “vergonzoso aniversario” del encarcelamiento “inaceptable” de Gross, el
    Gobierno debe trabajar con rapidez para conseguir su liberación
    incondicional y “penalizar al régimen apretando las sanciones”.

    Source: Judy Gross: ‘Mi marido ha pagado un precio terrible por servir a
    su país y su comunidad’ | Diario de Cuba –