Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Durar para dictar, dictar para durar

    “Durar para dictar, dictar para durar”
    diciembre 18, 2014 10:32 am·0 comentariosVistas: 14
    Entrevista con Elizardo Sánchez-Santacruz, Juan González Febles

    Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) Elizardo Sánchez-Santacruz es
    el activista cubano consagrado al tema Derechos Humanos que cuenta con
    mayor veteranía y especialización en esta materia. Desde hace años
    dirige en Cuba, con las plantas y el corazón muy bien afirmados, la ONG
    basada en la Isla, que con un aval de trabajo sistemático, concienzudo y
    muy profesional, consigue y ha conseguido documentar la situación de
    respeto o irrespeto a estos derechos, en armonía con los más altos
    estándares internacionales de exigencia. Estos hechos afirman a la
    Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN)
    como institución referencial para la consulta del tema y al señor
    Sánchez-Santacruz como el más avezado y emblemático expositor de estas
    controvertidas materias en Cuba.

    Con experiencia académica, conocimiento de cada ambiente urbano y rural
    y una nada desdeñable experiencia personal del submundo carcelario
    cubano, ya que en su momento fue uno más, entre miles de presos
    políticos cubanos, Primavera Digital invadió la privacidad precaria y
    siempre alterada de su hogar, para que Elizardo Sánchez-Santacruz
    ofrezca sus impresiones sobre los últimos acontecimientos políticos
    emergentes, vinculados al diferendo Cuba-Estados Unidos, las últimas
    decisiones tomadas por ambos gobiernos en tal sentido y las
    consecuencias mediatas o inmediatas que de ello pudieran derivarse.

    Juan González Febles PD: ¿Qué incidencia tendría y tendrá en las
    aspiraciones compartidas de democratización y cambio democrático los
    últimos eventos? Me refiero a la liberación del contratista
    estadounidense Alan Gross, a la liberación de los tres espías convictos
    que restaban en los Estados Unidos y al restablecimiento de las
    relaciones diplomáticas bilaterales. ¿Cómo enmarcaría eso dentro de la
    vieja aspiración compartida de la democratización de Cuba?
    Elizardo Sánchez-Santacruz, CCDHRN: En primer lugar por acá nos
    alegramos de eso. Yo personalmente me alegro de la excarcelación de
    gente presa, es muy malo estar preso. Es una buena noticia para las
    cuatro familias involucradas y otras, que en este contexto todo parece
    indicar que también tendrán buenas noticias en este sentido. Pienso que
    los dos gobiernos avanzan en el sentido de la normalización de sus
    relaciones bilaterales, pero no espero que el gobierno cubano esté
    dispuesto a avanzar en cuanto a reconocer las libertades de la inmensa
    mayoría del pueblo de Cuba. Sería un verdadero milagro si el gobierno
    cubano lo hace.

    JGF PD: ¿Puede el pueblo cubano liberarse solo con su esfuerzo? ¿Puede
    su oposición interna llevar adelante de forma exitosa la democratización
    y el cambio soñado, por si solos sin participaciones y ayudas externas?
    ESS CCDHRN: Estamos lastrados como sabes, por cincuenta y seis años de
    dictadura autocrática, que luego devino en totalitaria neo estalinista.
    Esto, con las consecuencias conocidas en todos los órdenes de la vida
    nacional. Uno de los mayores problemas que confrontamos aquí, es el daño
    humano. Ese que algunos teóricos llaman, el daño antropológico.
    Lamentablemente, por acá no disponíamos de una cultura democrática bien
    enraizada. La historia de nuestras primera y segunda repúblicas, así lo
    afirman. En los últimos cincuenta y seis años, se ha esterilizado la
    conciencia ciudadana y la conciencia en tanto a los derechos que se
    tienen. Entonces, nos queda desandar el largo camino de aprender cómo
    convivir en democracia y ejercer nuestros derechos. Esto nos va a tomar
    tiempo y va a necesitar del esfuerzo de todos los cubanos de buena
    voluntad con la inclusión de muchos que están en el gobierno.
    En Cuba existen –me han dicho- entre 600 y 700 000 miembros del partido
    gobernante al que no me gusta llamar comunista. Junto a ellos, algo más
    de medio millón de jóvenes alineados en la juventud de ese partido y una
    miríada de funcionarios de mayor o menor nivel, intelectuales
    comprometidos con el régimen, etc., y para todas estas personas debe
    haber una salida y una oportunidad y esto requerirá un largo proceso de
    reinserción.
    Nosotros desde el movimiento de derechos humanos, el periodismo
    independiente, movimientos políticos de oposición, estamos bien
    insertados de cara al futuro, pero no somos suficientes para reconstruir
    nuestro hogar nacional. Es necesario el esfuerzo de todos los cubanos de
    buena voluntad en la Isla, en la diáspora y además, la ayuda crucial de
    la comunidad internacional para reconstruir nuestro arruinado país.

    JGF: Usted habla de reconstrucción y es un punto fuerte para una
    valoración. ¿Cree usted que las actuales autoridades cubanas, permitan
    tal reconstrucción de nuestro hogar nacional? ¿Existe en el grupúsculo
    gobernante cubano la voluntad política que posibilite tal
    reconstrucción? ¿Podría suceder un milagro?
    ESS: No tienen voluntad política para nada, de fondo. Ellos maniobrarán
    para seguir y dar continuidad al aseguramiento de lo que han logrado en
    los últimos tiempos, en las últimas décadas y esto es, durar para dictar
    y dictar para durar. Comprar tiempo y hacer promesas. Por eso digo que
    sería un verdadero milagro que el gobierno de Cuba, que son los hermanos
    Castro y la élite que les rodea, una minoría muy pequeña, no se opongan
    al necesario proceso de reconstrucción de nuestra nación, de nuestro
    hogar nacional.
    Se trata de que la prioridad para ellos es el poder, los beneficios del
    poder y eso lastrará las posiciones que adopten de ahora en lo adelante.
    No me gusta expresarme de forma tan escéptica, pero cincuenta y seis
    años bajo este régimen aconsejan no albergar demasiadas expectativas y
    esperanzas. No, mientras ostenten el poder absoluto que ostentan. Sobre
    milagros, deben sorprenderme con su ocurrencia si los hay. Entonces,
    seré uno de los que se alegrarán, pero no puedo formular mis
    expectativas sobre ellos.

    JGF: Muchas gracias.

    Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com

    Source: “Durar para dictar, dictar para durar” | Primavera Digital –
    http://primaveradigital.net/durar-para-dictar-dictar-para-durar/