Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Del descontento a la alegría en veinticuatro horas

    Del descontento a la alegría en veinticuatro horas
    La decisión de Obama es valiente e histórica, porque brinda la
    oportunidad de erradicar el ambiente de confrontación existente desde
    hace casi 55 años e iniciar unas relaciones fructíferas para beneficio
    del pueblo de Cuba
    jueves, diciembre 18, 2014 | Miriam Leiva

    LA HABANA, Cuba -El Presidente Barack Obama anunció un nuevo rumbo en la
    política de Estados Unidos hacia Cuba, el 17 de diciembre. La población
    antillana ha expresado gran alegría por la noticia, tanto dentro del
    archipiélago como en el exterior. Es una decisión valiente e histórica,
    porque brinda la oportunidad de erradicar definitivamente el ambiente de
    confrontación existente desde hace casi 55 años e iniciar unas
    relaciones fructíferas para beneficio del pueblo de Cuba. Las medidas
    adoptadas por el mandatario norteamericano han sido acogidas con
    entusiasmo y esperanzas por millones, aunque otros cubanos mantienen
    precaución, pues usualmente afrontan duras condiciones de vida y represión.

    El presidente Raúl Castro anunció que estaba abierto a amplias
    negociaciones con Estados Unidos, incluidos todos los temas, en
    comparecencia televisada a la misma hora que el presidente Barack Obama
    lo hacía. Los motivos para propiciar el acercamiento con Washington
    pueden ser muy amplios, como la profundización de la crisis económica
    cubana, la necesidad de inversión extranjera para la recapitalización y
    el desarrollo, descontento social por la precariedad socio-económica,
    pérdida de la confianza popular, necesidad de proyección internacional.
    Para alcanzar la libertad y la democracia, la sociedad civil tendrá que
    atravesar el largo y difícil camino impuesto por un régimen totalitario
    que pretende prolongarse en sus herederos.

    El intercambio de Alan Gross, encarcelado en Cuba en 2009, por los 3
    prisioneros condenados como espía en Estados Unidos, era la condición
    necesaria para que el gobierno norteamericano pudiera iniciar el proceso
    de la normalización de las relaciones y lograr resultados con las nuevas
    medidas hacia el pueblo cubano. Además, el gobierno isleño aceptó
    liberar a un ciudadano norteamericano desde hacía alrededor de 20 años y
    otros 53 prisioneros políticos. La tradición de los gobiernos
    norteamericanos es no abandonar a ninguno de sus ciudadanos, y procurar
    su canje o rescate con acciones militares.

    Los esfuerzos de legisladores de ambos partidos, la diplomacia y
    miembros de todos los sectores de la sociedad norteamericana están
    teniendo un importante papel en estos progresos. El Papa Francisco ha
    demostrado una vez más su sabiduría, auxiliado por los Nuncios
    acreditados en La Habana, y la Iglesia Católica Cubana, encabezada por
    el Cardenal Ortega y la Conferencia de Obispos Católicos Cubanos que han
    continuado acompañando a la nación y el pueblo con su tradicional
    vocación patriótica y religiosa.

    Las medidas anunciadas abarcan inicio de conversaciones para restablecer
    las relaciones diplomáticas; reforma del marco normativo para empoderar
    al pueblo cubano con mayor eficiencia; favorecimiento de la ampliación
    de los permisos generales de viajes a Cuba e incremento del monto de las
    remesas; autorización de expansión de ventas y exportaciones comerciales
    de ciertos bienes y servicios desde Estados Unidos; autorización a las
    personas que viven en Estados Unidos a importar bienes adicionales de
    Cuba; facilitación de transacciones financieras entre ambos países;
    inicio de nuevos esfuerzos para incrementar el acceso de Cuba a las
    comunicaciones y su capacidad para comunicarse de manera libre;
    actualización de la aplicación de sanciones a Cuba en terceros países;
    establecimiento de negociaciones con los gobiernos de Cuba y México para
    discutir la frontera marítima no resuelta en el Golfo de México; inicio
    del proceso de revisión de la designación de Cuba como estado
    patrocinador del terrorismo; discusión de la participación de Cuba en la
    Cumbre de las Américas en abril de 2015; compromiso firme con la
    democracia, los derechos humanos y la sociedad civil, que incluye el
    apoyo fuerte para que haya mejores condiciones de derechos humanos y
    reformas democráticas en Cuba (resumen de una extensa Hoja Informativa
    emitida por la Oficina del Secretario de Prensa de la Casa Blanca).

    Source: Del descontento a la alegría en veinticuatro horas | Cubanet –
    http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/del-descontento-a-la-alegria-en-veinticuatro-horas/