Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Artistas y escritores cubanos reaccionan al anuncio de relaciones Cuba-EEUU

    Artistas y escritores cubanos reaccionan al anuncio de relaciones Cuba-EEUU
    ARTURO ARIAS POLO, MIGUEL A. SIRGADO Y SARAH MORENOSMORENO@ELNUEVOHERALD.COM
    12/17/2014 7:00 AM 12/17/2014 8:04 PM

    Artistas y escritores cubanos en diferentes partes del mundo ofrecen sus
    reacciones al anuncio del restablecimiento de relaciones entre Estados
    Unidos y Cuba, en conversación con el Nuevo Herald o en las redes sociales.

    José Abreu Felippe, escritor, vía email

    “Estoy totalmente en contra de las medidas anunciadas por el presidente
    Obama. No pienso que esa sea la mejor manera de recordar a los
    fusilados, a los que pasaron la mayor parte de su vida en prisión por
    decir no, a los ahogados en el mar tratando de escapar del infierno, a
    los hermanos pulverizados en el aire, y a los miles de muertos en un
    exilio de más de medio siglo. Es una afrenta al pueblo cubano”.

    Eliecer Avila, activista, en Twitter

    “Ya está clara la posición del Gob de Cuba y la del Gob de EEUU. Ahora
    falta que termine de alzar la voz el cubano de a pie!!!”

    Armando Correa, Editor People en Español, vía email

    “Una nueva era. El fidelismo se acabó en el 2008. Ahora al castrismo le
    queda poco. Hay que cambiar la política que teníamos porque al final lo
    que hizo fue mantener al gobierno comunista en el poder. Vamos a ver qué
    pasa de aquí a unos años. Este día, para mí, tiene la equivalencia de la
    caída del muro de Berlín”.

    Ismael Cala, presentador de CNN en Español, vía email

    “Como cubano que hace 15 años no ha regresado a Cuba, que no pude estar
    en el sepelio de mi padre y mi abuela celebró la apertura de ambos
    países a normalizar relaciones. Habrá mucho camino que recorrer, pero el
    aislamiento a Cuba en 50 años ha ahogado solo al pueblo cubano. Espero
    visitar pronto mi tierra y ojalá en algo contribuir a su progreso.

    Nilo Cruz, dramaturgo, vía email

    “Enhorabuena, espero que esto rompa el aislamiento de las dos orillas”.

    Daína Chaviano, escritora, en Twitter

    “Dios lo bendiga, Presidente @BarackObama. Como escritora cubana
    exiliada y ciudadana norteamericana, le doy las gracias por sus nuevas
    decisiones en la política de Estados Unidos, escribió en inglés”.

    Armando de Armas, escritor, vía email

    “Hoy es un día nefasto para las libertades en Cuba. Comparable solo al
    día en que el presidente John F. Kennedy decidió dejar abandonados en
    Bahía de Cochinos a los exiliados cubanos que desembarcaron para
    recuperar esas libertades en la isla. Con esta nueva era que inicia
    Obama se va hacia la consolidación bajo manto estadounidense de una
    dictadura comunista a 90 millas y que, como en China, prosperará con el
    apoyo del capitalista y del contribuyente norteamericanos. Ni el
    generalato castrista, ni sus descendientes, tendrán motivo ni presión
    alguna a partir de ahora para inicar un proceso de transformaciones
    reales en la isla. Si antes fue la URSS y luego Venezuela, a partir de
    este momento EE.UU mantendrá a su supuesto enemigo que, impunente,
    aplastará a los defensores de los derechos humanos y de la sociedad
    civil en Cuba”.

    Luis de la Paz, escritor, vía email

    “Estos acuerdos son un acto de bochornosa capitulación por parte de
    Estados Unidos ante una dictadura brutal, que se mostró desafiante y
    victoriosa ante su triunfo, al aparecer Raúl Castro en uniforme militar.
    La realidad cubana sigue igual, falta de libertad individual y control
    del estado. Estados Unidos dio mucho, a cambio de nada. Una vergüenza
    para este país”.

    Enrique del Risco, escritor, en su blog

    “Habrá que preguntarse si Obama se cree la mitad de lo que dijo sobre
    que el restablecimiento de las relaciones con Cuba traerá mejorías para
    el pueblo cubano. Lo que no quedan dudas que todas las movidas del
    raulismo (desde la prisión de Alan Gross a ciertos cambios en lo
    económico) iban encaminados en esa dirección y sólo faltaba esto para
    completar su plan: una vez privatizado el país (en manos de militares y
    secuaces aledaños) hace falta sacarlo a cotizar en bolsa.

    También está claro que esta no es una movida repentina sino
    cuidadosamente pactada entre ambas partes: muchas señales en los últimos
    meses apuntaban en esa dirección aunque ninguna de ellas se relacionaba
    con una mayor tolerancia del régimen cubano hacia la oposición o mayor
    respeto por los derechos humanos de su país.”

    Paquito D’ Rivera, músico, vía email.

    “Por razones humanitarias no puedo opinar en contra de la liberación de
    Alan Gross, independientemente de lo que condiciona esta acción. En
    cuanto a sacar a la Cuba castrista de la lista de naciones que estimulan
    el terrorismo, es como eliminar el nombre de Louis Armstrong de la
    historia del jazz, sacar a los tigres hambrientos de la lista de
    animales peligrosos u otorgarle el premio Nobel de la Paz a Kim Jong-Un.
    ¡Ridículo!”

    Reynaldo Escobar, periodista y activista, en Twitter

    “Si Fidel Castro no reflexiona sobre esto, su silencio estará
    extendiendo un certificado de defunción politica”.

    Jorge Ferrer, escritor, en Facebook

    “Con todo, y más allá de nuestro hartazgo, nuestro cinismo raigal y
    nuestra enfermiza propensión al sarcasmo, una movida de veras histórica
    y un cambio de situación que beneficia a todos. Un win-win en toda
    regla, nenas, nenes. ¿Alguien se ve perdedor ahí?”

    Daisy Fuentes, modelo y presentadora de TV, ?en Twitter

    “Hoping #cuba news is the beginning of change. No reason to celebrate
    until Cuban people are free. Let’s work to restore their human rights.
    (En español: Deseando que la noticia sobre Cuba sea el comienzo de un
    cambio. No hay razón para celebrar hasta que los cubanos sean libres.
    Trabajemos para reestablecer sus derechos humanos”.

    Wendy Guerra, escritora, en su blog

    “La mitad de nuestros afectos vive hoy en Estados Unidos. ¡Tan cerca y
    tan lejos! (…) Enemigos íntimos, vivimos esperando el modo de
    reencontrarnos, de reanudar nuestras vidas, de empatar la película que
    durante 50 años y para tantas y tantas generaciones interrumpiera la
    política. Solo nos queda esperar. Solo nos queda confiar en que,
    mientras nosotros dormíamos los dos gobiernos se podían de acuerdo. Una
    mujer como yo, nacida en Cuba en 1970 pasó toda su vida, creció y madura
    en el embargo, vivió y vive bloqueada. ¿Moriré en el embargo? ¿Cómo
    sería vivir en una Cuba sin embargo?”

    Claudio Fuentes, fotógrafo y activista, vía telefónica

    “En primer lugar, el hecho de que el gobierno de Estados Unidos haya
    decidido cambiar a tres espías cubanos (que se demostró en juicio que
    atentaban contra la seguridad nacional en territorio norteamericano) por
    un contratista americano estamos hablando de un desequilibrio, estamos
    frente a un raro proceso de ingobernabilidad: la ley ha quedado mal
    parada. Con relacion a qué va a pasar, opinar es demasiado especulativo.
    Una cosa está clara: si se levanta el embargo de manera unilateral, sin
    exigirle a Cuba ningún cambio en cuanto a derechos civiles, la oposición
    puede quedar en un estado de indefensión mucho más crítico del que está
    hoy en día, porque no habrá ningun tipo de garantía en lo que a los
    derechos fundamentales de los cuidadanos se refiere. El levantamiento
    del embargo podría legitimizar al gobierno de Cuba como un gobierno
    democrático cuando no lo es”. dijo el fotógrafo, editor e integrante del
    equipo de Estado de SATS.

    Orlando Jiménez Leal, cineasta, vía telefónica

    “Economía de mercado y partido único harán de Cuba el primer Estado
    fascista exitoso del hemisferio occidental. ¡Congratulations, Raúl Castro!”.

    Gloria Leal, periodista y escritora, vía email

    “Creo que esto es el principio de algo mucho mejor de lo que ha tenido
    Cuba en 56 años”.

    Carlos Alberto Montaner, escritor, vía email.

    “A mi juicio, es una victoria política de la dictadura cubana. Obama
    hace todas las concesiones importantes mientras Raúl Castro se limita a
    unas vagas promesas que en nada lo comprometen. El mensaje que
    Washington envía a la sociedad cubana es que la dictadura no tiene que
    hacer cambios para tener relaciones normales con Estados Unidos.
    Exactamente, la misma indiferencia moral que tuvo Washington durante
    todo el siglo XX, cuando mantenía relaciones normales con tiranías como
    las de Stroessner, Trujillo o Batista. En esa época muchos
    latinoamericanos denunciaban la incongruencia norteamericana de defender
    los valores de la libertad y abrazarse a quienes los vulneraban. Hemos
    vuelto a las andadas. Desde el punto de vista de los principios es un
    retroceso”.

    Orlando Luis Pardo, escritor, vía email

    “Las dictaduras también tienen derecho. La democracia cubana ha esperado
    lo mucho, así que ahora puede esperar lo poco. En una Cuba con
    elecciones y mercado libre (coartados por el Estado), en una Cuba con
    derechos humanos y pluripartidismo (coartados por el Estado), en
    cualquier escenario que venga bajo la dinastía post-Castro, los cubanos
    libres vamos a trabajar hasta el final de nuestras vidas para que
    desaparezca el castrismo de nuestra historia”.

    Antonio José Ponte, escritor y vicedirector de Diario de Cuba, vía email

    “En su comparecencia, Raúl Castro no mencionó las medidas acordadas con
    Obama y se centró en convencer de que el bloqueo (por embargo) sigue en
    pie. El castrismo querrá aprovechar las ventajas económicas de un
    mejoramiento de relaciones con EEUU sin tener que afrontar las
    obligaciones políticas que ese acercamiento puede suponer. En su esquema
    preconcebido, créditos y ganancias irían a la elite y la población
    cubana escucharía las mismas coartadas de siempre acerca del ‘bloqueo
    imperialista’. Intentarán aprovecharse del cambio a la vez que crearán
    la impresión de que nada ha cambiado: una extraña modalidad de
    gatopardismo. Y, como soy bastante escéptico, creo que el régimen
    terminará saboteando este acercamiento”.

    Rafael Rojas, historiador y escritor, vía email

    “Las medidas anunciadas por el presidente Barack Obama representan el
    principio del fin del diferendo diplomático, entre Estados Unidos y
    Cuba, que el pasado 20 de octubre –día en que el último embajador,
    Philip Bonsal, fue llamado a consultas por el presidente Dwight
    Eisenhower– cumplió 54 años. Pero el fin del diferendo diplomático no
    significa el fin del conflicto histórico entre Estados Unidos y Cuba,
    que tiene que ver con la persistencia, en la isla, de un régimen de
    partido único, ideología de Estado y oposición ilegítima. En todo caso,
    el fin del diferendo es un hito de la historia hemisférica, que cierra
    un epílogo de la Guerra Fría. La normalización de relaciones será, sin
    embargo, muy trabajosa y no carente de retrocesos, ya que deberá
    enfrentarse a resistencias provenientes de La Habana y de Washington. La
    primera reacción del gobierno cubano, como puede apreciarse en el
    mensaje de Raúl Castro, será defensiva. Los sectores más conservadores y
    retardatarios de la isla verán la normalización diplomática como una
    amenaza y los más reformistas, a lo sumo, la entenderán como una
    coyuntura favorable al capitalismo de Estado y a la prolongación del
    régimen. Los actores comprometidos con la democratización deberían ver
    el nuevo escenario como una oportunidad y no como un obstáculo y
    aprovechar la normalidad democrática para ganar visibilidad e
    incrementar sus contactos con la ciudadanía”.

    Clive Rudd Fernández, escritor y empresario

    “Los resultados de las negociaciones secretas de la Casa Blanca y el
    régimen de La Habana ha traído una concreta y muy buena noticia: la
    liberación de Alan Gross, el subcontratista de USAID que ha estado
    encarcelado en Cuba por cinco años por intentar ayudar a la comunidad
    judía a comunicarse por internet, el resto son medidas de esperanza. Son
    medidas que están orientadas a que con el tiempo ayuden a la mejora de
    los derechos humanos en Cuba. Hasta que ese día llegue la nueva embajada
    de Estados Unidos en La Habana tendrá que contentarse con ver como se
    siguen violando los derechos humanos en Cuba y se cercena la libertad de
    expresión. Ojalá que la administración de Obama esté haciendo lo
    correcto, de lo contrario, todos vamos a pagar las consecuencias de que
    en lugar de empoderar a los cubanos de a pie, se empodere el régimen de
    la Habana”.

    Mario Ernesto Sánchez, director teatral, vía email

    “Estamos viviendo un momento histórico. Quizás el espía cubano-americano
    y el pobre Alan Gross se hubieran podido canjear por alguien menos
    destructivo y ofensivo. Pero hay que tener la capacidad para observar y
    analizar profundamente como se desarrollen los hechos, aunque Cuba, con
    sus tácticas y maniobras de hace más de 50 años, se las arreglará para
    salir ganando. La pasión disminuye la paciencia, y casi nunca obtenemos
    la información necesaria para poder llegar a una conclusión objetiva e
    inteligente. Solo el tiempo nos dirá por quién doblan las campanas”.

    Yoani Sánchez, periodista y activista, en Twitter

    #Cuba La tierra para el que la trabaja y no para un estado parásito que
    ha llenado la isla de marabú…

    #Cuba Aunque Raúl Castro diga todo lo contrario… este paso de hoy
    tiene el amargo sabor de la #capitulación

    Yusnaby Pérez, bloguero, en Twitter

    Espero que con el mismo entusiasmo que el MUNDO apoya el FIN del
    Embargo, apoyen el FIN del bloqueo interno que sufrimos los cubanos. #Cuba

    Zoé Valdés, escritora, en su página de Facebook

    “He visto los dos discursos, pronto escribiré largo sobre ello. Habrán
    visto que Raúl Castro se presentó con su traje militar, el traje del
    poder absoluto, mientras Obama se presentó con un traje normal, como es
    usual. Enorme regalo que le hace el gobierno norteamericano al régimen
    castrista. Un momento histórico sin memoria y con una falta de respeto
    absoluto a las víctimas de la tiranía”.

    Source: Artistas y escritores cubanos reaccionan al anuncio de
    relaciones Cuba-EEUU | El Nuevo Herald –
    http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article4557892.html