Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Mujica – “Castro parecía una pared. Ahora es un viejito”

    Mujica: “Castro parecía una pared. Ahora es un viejito”
    “Le leen de mañana y de noche un boletín de lo que pasa en el mundo”,
    reveló en entrevista con la AFP el mandatario uruguayo, quien visitó a
    Castro en 2013 y 2014.
    martinoticias.com
    julio 10, 2014

    El ex gobernante cubano Fidel Castro es “un viejito al que se le cayeron
    los años encima” pero que sigue estando mentalmente “brillante”, valoró
    el miércoles el presidente uruguayo José Mujica en entrevista con la
    agencia francesa AFP.

    La primera impresión personal de Mujica sobre Castro fue que era como
    una pared. “Los años no pasan en vano para nadie, (y Castro) era un
    hombre grandote cuando yo lo conocí de joven, medio gigantesco, parecía
    una pared”, evocó el mandatario, un exguerrillero de 79 años.

    Mujica no reveló cómo y cuándo conoció a Castro, aunque es de dominio
    público que la guerrilla izquierdista a la cual perteneció, los
    Tupamaros, recibía entrenamiento, armas y apoyo logístico de Cuba.

    En su libro Las Guerras Secretas de Fidel Castro el historiador cubano
    Juan Benemelis expone que “en 1966 tiene lugar una importante y nutrida
    reunión entre los líderes de los Tupamaros y Castro, donde se acordó
    proporcionar entrenamiento guerrillero en Cuba a esta organización”.

    Lo que va de ayer a hoy
    “Ahora [Castro] es un viejito al que se le cayeron los años encima.
    Sigue estando brillante de acá”, dijo, apuntando a su cabeza, el
    mandatario uruguayo, famoso por su descarnada franqueza, a menudo
    políticamente incorrecta.

    “No es un anciano lelo, de ninguna manera. Tiene la ancianidad en el
    cuerpo pero tiene eso que no es general entre los hombres y que han
    tenido algunos viejos en la historia humana. No conocí a Churchill pero
    me imagino que a los 90 años sería un viejo que estaría decrépito y
    todo, pero por lo que he podido leer estaba brillante. Otros no tienen
    la suerte de tener eso”, comentó.

    Mujica reveló que a Castro hay que leerle las noticias: “está
    actualizado del mundo entero, le leen de mañana y de noche un boletín de
    las noticias fundamentales de lo que pasa en el mundo, tiene un
    conocimiento y percepción global del mundo que asusta”, aseguró.

    Como presidente, Mujica visitó a Castro en Cuba en julio de 2013 y en
    enero de 2014.

    Luego de su encuentro en 2013, cuando estuvo presente en el acto por el
    aniversario 60 del asalto al cuartel Moncada, dejó entrever su
    percepción de los fracasos de la revolución cubana:

    “Seguramente en las etapas juveniles las ilusiones nos hacen ver que las
    metas están mucho más cerca, que son más fáciles y con el transcurso de
    los años nos vamos llenando de arrugas, de canas, de fracasos, de
    derrotas y de aprendizaje”, expresó a periodistas.

    Tras reunirse con el jubilado gobernante este año en ocasión de la
    Cumbre de la Celac en La Habana, Mujica declaró que lo vio “deteriorado”
    en su salud y preocupado “por el mundo que no va a ver”.

    Secretos ajenos
    Mujica confirmó a AFP que durante su entrevista en mayo de este año con
    el mandatario estadounidense, Barack Obama, éste le planteó “el deseo
    manifiesto de tratar de mejorar la relación con Cuba”.

    “Me transmitió la preocupación por alguien que está preso en Cuba, de
    origen norteamericano”, dijo además el presidente de Uruguay, en
    referencia al estadounidense Alan Gross, condenado por espionaje en La
    Habana.

    José Alberto Mujica Cordano militó en el Movimiento de Liberación
    Nacional-Tupamaros (MLN-T), más conocido como Tupamaros a secas, una
    guerrilla urbana de izquierda radical que estuvo activa en Uruguay desde
    1966 hasta su derrota militar en 1972.

    La organización protagonizó secuestros y asaltos a bancos y casinos en
    nombre de la revolución y dio muerte a 54 personas, incluidos 9 civiles.
    La más notoria de sus víctimas fue el diplomático estadounidense Dan
    MItrione, secuestrado y ejecutado por el MLN-T.

    Durante ese tiempo, Mujica recibió seis balazos en distintos
    enfrentamientos armados, fue apresado cuatro veces, y se fugó dos. Tras
    la derrota de los Tupamaros cumplió trece años de cárcel.

    Source: Mujica: “Castro parecía una pared. Ahora es un viejito” –
    http://www.martinoticias.com/content/fidel-castro-jose-mujica/38382.html