Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Zunzuneando en Cuba

    Publicado el miércoles, 04.09.14

    Zunzuneando en Cuba
    SERGIOMUÑOZ BATA

    La idea del ZunZuneo, nombre derivado del zumbido de un tipo de colibrí
    cubano, era construir una red de medios sociales tipo Twitter que
    alentaría el debate político en Cuba para provocar una versión tropical
    de la “primavera árabe”. ¿Si las redes sociales en Egipto y en Túnez
    sirvieron para derrocar dictaduras por qué no en Cuba?, imaginaron en el
    “fondo nublado” donde se localiza el Departamento de Estado
    estadounidense; transmitir información usando teléfonos celulares podría
    “replantear el equilibrio entre el estado y la sociedad” en la isla
    caribeña.

    Fundado en el 2008, el ZunZuneo funcionó hasta el 2012, emitiendo al
    principio inocuos mensajes sobre deportes, el clima o noticias sobre el
    mundo del entretenimiento. En su momento pico llegó a contar con unos
    40,000 usuarios que nunca supieron quién los metió en su danza. El
    patrocinador encubierto de la red gratuita, sabemos ahora gracias a un
    reportaje investigativo de la agencia de noticias estadounidense AP, era
    una empresa fantasma ideada por la Agencia de Ayuda para el Desarrollo
    que depende del Departamento de Estado norteamericano con el fin de
    “promover la democracia” en la isla caribeña.

    Según la USAID, el Departamento de Estado y la Casa Blanca no hubo nada
    encubierto en el programa. Si acaso, dicen los voceros de las
    dependencias citadas, “fuimos discretos”. Otra fue la opinión del
    senador demócrata Patrick Leahy, quien preside el subcomité de
    Asignaciones del Senado, bajo cuya autoridad está la Agencia de
    Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) y a quien no se le
    había informado sobre el programa. “Es estúpido”, dijo Leahy, la USAID
    “hace un montón de cosas buenas alrededor del mundo y ésta no es una de
    ellas”.

    Leahy no es el único que pone en duda la racionalidad del proyecto.
    Michael Shifter, el Presidente del Diálogo Inter-Americano, es también
    muy crítico del programa. “No hay duda que afecta de manera muy negativa
    el trabajo de USAID y es una lástima porque la agencia hace cosas
    sumamente positivas en muchos países. También daña la imagen del
    gobierno de EEUU, reivindica las decisiones de Evo Morales y Rafael
    Correa de sacar a USAID de Bolivia y Ecuador y da más credibilidad a las
    acusaciones de Nicolás Maduro sobre el supuesto papel de EEUU en el
    derrocamiento del régimen en Venezuela”.

    Para el diplomático, ex embajador de Estados Unidos en México, Venezuela
    y Zambia, y ex secretario de Estado asistente para América Latina, Jeff
    Davidow, no hay duda de que este tipo de programas “tienen un impacto
    negativo si se hacen en secreto”, y se pregunta si la USAID “¿no
    aprendió nada del arresto de Alan Gross?”, un contratista estadounidense
    que trabajaba para la USAID y que fue condenado a 15 años de cárcel por
    la instalación de redes de Internet sin el consentimiento del gobierno
    cubano. ZunZuneo empezó a operar poco después de su arresto. Por otro
    lado, Davidow admite que si bien es cierto que programas como este
    pueden ser usados como “prueba” de intenciones golpistas, no debemos
    perder de vista que “la intención del ZunZuneo fue oxigenar el sistema
    político cubano, no promover un golpe pero admite que la torpeza en su
    manejo da pie a acusaciones injustas”.

    Greg Treverton, experto en temas de seguridad y quien se desempeña como
    Director del Center for Global Risk and Security de RAND Corporation es
    mucho menos crítico del programa y sus posibles consecuencias. “Para la
    gente que se beneficia con los programas de la USAID,” dice Treverton,
    “no creo que esto vaya a tener un efecto negativo.”

    Yo coincido con mis tres amigos en que la naturaleza encubierta del
    programa fue un grave error del Departamento de Estado que se presta a
    toda clase de elucubraciones fantásticas de líderes como Maduro, Evo,
    Correa y los hermanos Castro, que necesitan inventar conspiraciones para
    sobrevivir. Y coincido con Leahy cuando muestra que, en el fondo, el
    problema es un derivado de una política equivocada hacia Cuba. Si en
    lugar de bloquear a las compañías norteamericanas que ofrecen programas
    semejantes, dijo Leahy, se les permitiera operar en la isla, cualquier
    intento del gobierno cubano por bloquear el servicio sería inútil y se
    cumpliría el objetivo de “oxigenar” a Cuba sin recurrir a programas
    encubiertos.

    Source: SERGIO MUÑOZ BATA: Zunzuneando en Cuba – Opinión –
    ElNuevoHerald.com –
    http://www.elnuevoherald.com/2014/04/09/1721692/sergio-munoz-bata-zunzuneando.html