Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Canciller cubano recibe a abogado de Alan Gross en La Habana

    Canciller cubano recibe a abogado de Alan Gross en La Habana
    Posted on 23 abril, 2014
    Por Wilfredo Cancio Isla

    El contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de prisión
    en Cuba, está seguro de que regresará este año su hogar en Estados
    Unidos, “ya sea vivo o muerto”.

    Las declaraciones de Gross se produjeron a través de un comunicado,
    difundido desde La Habana, por su abogado, Scott D. Gilbert, quien este
    miércoles sostuvo un encuentro con el canciller cubano Bruno Rodríguez
    para discutir la situación de su cliente.

    Según indicó Gilbert, Rodríguez le reiteró el interés del Gobierno
    cubano en sostener conversaciones con funcionarios de alto nivel en
    Estados Unidos para discutir los términos de una resolución en el caso.
    Rodríguez destacó -de acuerdo con el reporte- que Cuba no pondría
    condiciones previas en la negociación sobre Gross.

    Gilbert visitó el martes a Gross en la prisión del Hospital Militar
    “Carlos J. Finlay” en La Habana, donde el contratista cumple su condena
    por supuestas acciones contra la soberanía nacional cubana, vinculadas a
    la introducción de equipos para facilitar el acceso a internet a la
    comunidad judía de la isla.

    El último cumpleaños en Cuba

    También aprovechó su vista para reunirse con periodistas de la prensa
    extranjera acreditados en Cuba.

    “El 2 de mayo cumpliré 65 años y será mi último cumpleaños aquí”, dijo
    Gross en el comunicado entregado a la prensa. “Significa lo que
    significa. No es una amenaza, es una declaración de esperanza, una
    declaración de determinación y una declaración de impaciencia”.

    La afirmación de Gross ocurre después de que a comienzos de este mes
    sostuviera una huelga de hambre de nueve días para protestar por el
    trato que recibe de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, luego de
    enterarse del frustrado plan de la Agencia de EEUU para el Desarrollo
    (USAID) para desarrollar un Twitter cubano luego de su arresto en La
    Habana, el 3 de diciembre de 2009.

    Finalmente suspendió el ayuno a petición de sus familiares y, en
    especial, por la solicitud de su madre, Evelyn, de 92 años y enferma de
    cáncer en Texas. Pero dijo que estaba decidido a continuar sus protestas
    en un futuro inmediato y mantenerlas hasta conseguir su excarcelación.

    Gross recordó en su declaración que “ahora soy elegible para Medicare,
    pero lo que quiero es la atención presidencial. Quiero que el Presidente
    se involucre”, algo en que sus familiares y representantes legales han
    insistido en sus reiteradas apelaciones a la Casa Blanca.

    No se permitieron fotos

    Gilbert reiteró que el estado de salud de Gross sigue siendo delicado.

    “Desde su encarcelamiento, ha perdido más de 110 libras. Él se mantiene
    bajo vigilancia en una pequeña celda con otros dos reclusos y las luces
    están encendidas las 24 horas. Ha perdido la visión parcial en el ojo
    derecho y sufre de dolor en ambas caderas y en la espalda”, relató Gilbert.

    El Gobierno cubano asegura que Gross está en buen estado de salud, pero
    se ha decidido mantenerlo en una instalación hospitalaria para
    supervisar su condición de manera permanente.

    Esta es la séptima visita de Gilbert a La Habana durante los últimos
    nueve meses. En noviembre viajó junto con Judy Gross, esposa del
    contratista, y pudo tomar fotos dentro de la prisión.

    En esta ocasión, no le fue permitido tomar fotos, de acuerdo con Jill
    Zuckman, vocera de la familia Gross.

    La posibilidad de negociación en el caso de Gross permanecen estancadas,
    pues La Habana pretende canjearlo por los tres espías cubanos que
    cumplen largas condenas por espionaje en Estados Unidos. Washington se
    niega a un intercambio, alegando que no se trata de casos comparables.

    No es la primera vez que el canciller Rodríguez Parrilla recibe a
    representantes de la familia Gross en La Habana y promueve la opción
    negociadora del caso “por razones humanitarias”. El pasado junio,
    sostuvo un encuentro con Judy Gross y le expresó la disposición de las
    autoridades cubanas de sentarse a negociar con Washington un canje
    humanitario.

    Judy Gross ha criticado la inmovilidad de Washington sobre la propuesta
    y ha fustigado a los congresistas cubanoamericanos por bloquear la
    alternativa de un cambio por los espías presos en Estados Unidos.

    A continuación reproducimos el comunicado emitido por el abogado Scotrt
    Gilbert desde La Habana.

    A RAÍZ DE LA HUELGA DE HAMBRE, ALAN GROSS SE COMPROMETE A SALIR DE CUBA
    DE UNA MANERA U OTRA

    LA HABANA.- Alan Gross, de 64 años de edad, subcontratista de USAID, que
    ha pasado casi cuatro años y medio en una prisión cubana, dijo que
    planea regresar a su casa en Estados Unidos , ya sea vivo o muerto.

    Gross, quien recientemente pasó nueve días en huelga de hambre para
    protestar por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos que lo han dejado
    en un limbo, con 11 años más por cumplir de su pena de prisión. Estaba
    particularmente frustrado de que la USAID emprendió el programa ZunZuneo
    para el “Twitter cubano ” poco después de su arresto y encarcelamiento,
    poniendo en peligro aún más su situación aquí.

    “El 2 de mayo cumpliré 65 años y va va a ser mi último cumpleaños aquí
    “, dijo un Gross frágil. “Significa lo que significa. No es una amenaza,
    es una declaración de esperanza, una declaración de determinación y una
    declaración de impaciencia”.

    Gross fue detenido y encarcelado por su trabajo como contratista de la
    USAID para llevar acceso a Internet a la comunidad judía en La Habana.
    Desde su encarcelamiento, ha perdido más de 110 libras. Se mantiene bajo
    vigilancia en una pequeña celda con otros dos reclusos y las luces están
    encendidas las 24 horas del día . Ha perdido la visión parcial en el ojo
    derecho y sufre de dolor en ambas caderas y en la espalda.

    En el cuarto aniversario de su encarcelamiento, Gross escribió al
    presidente Obama y le pidió que involucrarse personalmente en su caso
    para traerlo de vuelta a casa en Estados Unidos.

    Desde la cárcel, dijo Gross: “Ahora soy elegible para Medicare pero lo
    que quiero es la atención presidencial. Quiero que al Presidente le
    importe mi situación”.

    El abogado Scott Gilbert pasó casi dos horas de reunión el miércoles con
    el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, para
    discutir la situación de Alan Gross.

    Rodríguez reiteró el interés de su gobierno en que funcionarios de alto
    nivel se reúnan con sus homólogos de Estados Unidos para discutir los
    términos de una solución al caso. Rodríguez destacó que Cuba no pondría
    condiciones previas en esa negociación .

    Source: Canciller cubano recibe a abogado de Alan Gross en La Habana |
    Café Fuerte –
    http://cafefuerte.com/cuba/13798-canciller-cubano-recibe-a-abogado-de-alan-gross-en-la-habana/