Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La conjura de los necios – Cuba y el oportunismo europeo

    La conjura de los necios: Cuba y el oportunismo europeo
    Posted on 21 febrero, 2014 by Café Fuerte
    Por Carlos Cabrera Pérez

    La Unión Europea (UE) acaba de dar luz amarilla al inicio de las
    negociaciones con la dictadura castrista, manteniendo la infructuosa
    Posición Común, que data de 1996 y condicionando su eliminación a
    avances en materia de Derechos Políticos y Sociales en la isla durante
    los próximos dos años.
    Polonia y Suecia han vetado la corriente europea, apoyada incluso por
    Madrid, de eliminar la Posición Común y han exigido y conseguido que la
    decisión quede sujeta a avances reales en la democratización de Cuba.

    El castrismo ha sido hábil en lidiar con 11 administraciones
    norteamericanas y con las políticas de diálogo crítico de Felipe
    González y François Mitterrand y con la hostilidad de José María Aznar,
    en aquel ya famoso intercambio de corbatas en Santiago de Chile.

    De ahí que, con la soga al cuello y sin muchas oociones, todavía la
    maquinaria castrista se permita demorar la respuesta oficial para abrir
    las negociaciones bilaterales, tras el acuerdo aprobado por el Consejo
    de Ministros de Relaciones Exteriores de la UE, el pasado 10 de febrero.

    Rendijas legales

    La oposición cubana ha sido incapaz -hasta ahora- de consolidar una
    estructura sólida en el interior de Cuba debido a la represión selectiva
    y sin vacilación del régimen, al miedo que padece la sociedad cubana
    contemporánea y a sus propios errores.

    En estos días, estamos asistiendo al intento de Manuel Cuesta Morúa
    -personalidad socialdemócrata e inteligente- en un segundo intento
    opositor de reformar el régimen cubano, yendo de la ley a la ley; es
    decir, aprovechando las rendijas legales y constitucionales para ver si
    consiguen cambios, como ya intentó infructuosamente en su día el
    fallecido Oswaldo Payá Sardiñas.

    Escenas como las que vemos estos días en Ucrania y Venezuela son aún
    impensables en Cuba, pero ello no implica que la gerontocracia y la
    élite militar-económica que la soporta no tenga miedo, sobre todo, a la
    vía Libia, como reconoció implícitamente Raúl Castro en dos discursos
    casi consecutivos, a raíz del asesinato de Maummar El Gadaffi.

    Por ello es que la represión oficial haya reforzado su carácter
    preventivo. El aparato represivo gubernamental prefiere retener por
    horas y días a los disidentes más activos a correr el riesgo de que una
    chispa encienda la ira y el resentimiento de un pueblo noble, al que el
    castrismo ha pretendido destruir.

    De hecho, la existencia de una oposición democrática desde mediados de
    los 80 ha servido de coartada al castrismo en sus negociaciones con
    gobiernos y organismos extranjeros, como muestra de su supuesta
    tolerancia a los que desprecia y agrede con etiquetas de vendepatrias,
    mercenarios, etcétera.

    Por debajo del tapete

    ¿Cuáles son los elementos nuevos en el escenario cubano? Una negociación
    secreta con Estados Unidos, por mediación de Brasil y Colombia, que
    conviene a Washington porque su prioridad es el terrorismo vinculado al
    islamismo radical, China y el narcotráfico?

    Por encima del tapete se habla de colaborar en la lucha contra el
    tráfico de personas, de drogas, lavado de dinero y la reanudación del
    correo postal, pero por debajo se habla de casi todo; en una tendencia a
    la normalización bilateral con escollos como Alan Gross, los 5 u 4
    espías (que el 27 de febrero serán solo tres, tras la liberación de
    Fernando González) y… Fidel Castro.

    Al tardocastrismo un pacto con la Casa Blanca le viene como anillo al
    dedo, porque Venezuela como sustituto de la URSS acabó hace ya dos años.
    Pactar con Washington le permitiría a Raúl Castro jubilarse en 2018 sin
    mayores complicaciones, salvo que su maquinaria represiva cometa el
    error de incendiar la isla.

    ¿Cuál es el elemento viejo en el escenario cubano? La incapacidad del
    castrismo para generar una economía independiente y rentable, como lo
    confirma el reciente frenazo a diferentes ideas de negocios propuestas
    por empresarios extranjeros.

    Cuba no tiene liquidez, tras el notable esfuerzo que hizo Raúl Castro
    para pagar muchas deudas y recuperar parte del crédito financiero del país.

    Bruselas, que debió olerse la tostada, ha dicho: este es el momento de
    posicionarnos en Cuba y que los yanquis no tomen la delantera. Lo cual
    no es más que un intento baldío por negar lo evidente: el futuro de la
    isla pasa por una relación respetuosa y equilibrada con el mercado más
    dinámico del mundo.

    Detalle geográfico

    Cayo Hueso está a 144 kilómetros del territorio cubano y negar esta
    detalle es tan necio como desconocer que la isla conoció la modernidad
    con el Know How americano, de ahí el fracaso de los intentos de
    sovietización, salvo en la gigantesca bolsa negra Made in URSS.

    Pero con esta maniobra oportunista, la Unión Europea (ah, la vieja y
    decadente Europa) acaba de protagonizar un acto de tal cinismo que ha
    quedado desnuda delante de todo el mundo: alega que abre diálogo con La
    Habana por el pueblo cubano.

    Bruselas debía mostrar mayor recato a la hora de hacer declaraciones de
    este tipo por respeto a sí misma y al sufrido pueblo cubano, al que
    convierte en pretexto fácil de su politiquería.

    Señores de la Unión Europea, hagan lo que estimen pertinente en su
    política hacia el castrismo, pero tengan la decencia de evitar la
    felonía de alegar que lo hacen por el pueblo cubano, cuando ustedes han
    mostrado -repetidamente- que no les importa la suerte de los cubanos.

    Además de quedar como cínicos, corren el riesgo de hacer el ridículo
    ante la opinión pública y, sobre todo, ante el pueblo cubano, como una
    periodista castrista que acaba de aclararnos a todos que la censura de
    Internet obedece a la necesidad de comprar leche en polvo para los niños
    y a la condición de plaza sitiada por Estados Unidos.

    Source: La conjura de los necios: Cuba y el oportunismo europeo | Café
    Fuerte –
    http://cafefuerte.com/cuba/11994-la-conjura-de-los-necios-cuba-y-el-oportunismo-europeo/