Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Qué recomendaciones del EPU rechazó Cuba en Ginebra?

    ¿Qué recomendaciones del EPU rechazó Cuba en Ginebra?
    La Habana consideró sesgadas, sin base y alentadas por EE.UU.
    sugerencias de países democráticos sobre libertad de expresión e
    información, y protección a quienes informan.
    Rolando Cartaya
    septiembre 21, 2013

    El viernes se dieron a conocer las respuestas del gobierno cubano a las
    recomendaciones formuladas por Estados miembros del Consejo de Derechos
    Humanos de la ONU en mayo pasado, durante la primera fase del Examen
    Periódico Universal al que se someten cada cuatro años los países
    miembros del organismo mundial.

    Como era de esperarse, La Habana rechazó por “sesgadas políticamente” o
    “construidas sobre bases falsas” veinte recomendaciones, en su mayoría
    sugerencias concretas dirigidas a garantizar las libertades de expresión
    e información, incluyendo el uso irrestricto de internet, y a proteger
    la labor de activistas de derechos humanos y periodistas independientes.

    Según el texto de la delegación oficial, estas sugerencias fueron
    alentadas “por parte de quienes, con sus ambiciones hegemónicas, se
    niegan a aceptar la diversidad y el derecho de libre determinación del
    pueblo cubano. Esas recomendaciones no se avienen al espíritu de
    cooperación y respeto que exige este ejercicio”.

    LA GARANTIA DE TODOS LOS DEMAS

    La comunidad internacional de derechos humanos tiene como el artículo
    clave de los 30 recogidos en la Declaración Universal de Derechos
    Humanos el número 19, que establece que “todo individuo tiene derecho a
    la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser
    molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir
    informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de
    fronteras, por cualquier medio de expresión”.

    La razón es obvia. Pongamos por caso una ejecución extrajudicial: aun la
    violación del más sagrado de los derechos, el derecho a la vida,
    recogido en el artículo 3 de la Declaración, quedaría ignorada e impune
    si no existe quien pueda “investigar y recibir informaciones y
    opiniones”, y “difundirlas”.Eso es lo que hacen de manera sistemática
    los activistas de los derechos humanos y los periodistas independientes
    en Cuba.

    Eventualmente también figuras públicas, sobre todo del arte y las
    letras, como el novelista Leonardo Padura, el músico Pablo Milanés y
    recientemente su colega Robertico Carcassés, o la bloguera Elaine Ruiz,
    deciden romper lanzas contra la censura ambiente y expresar verdades
    compartidas por muchos, aunque casi siempre lo hacen entre algunas
    reverencias al gobierno autoritario.

    El hecho de ser figuras públicas, conocidas en el ámbito nacional o
    internacional, en alguna medida frena o atenúa –lo acabamos de ver con
    Carcassés– el acto reflejo represivo disparado por un marco legal y
    constitucional que prohíbe o condiciona a los fines de la sociedad
    socialista (léase el poder) las libertades civiles y políticas
    consagradas por la Asamblea General de la ONU.

    Pero de esas represalias no escapan en la isla los defensores de los
    derechos humanos, los periodistas independientes y otros actores de la
    sociedad civil menos conocidos y empeñados en denunciar sin adornos la
    arbitrariedad que, como descubriera y difundiera en su momento el
    fundador del movimiento cubano de derechos humanos Ricardo Bofill, en
    Cuba no es aislada y casuística, sino que es institucional: está
    amparada por los instrumentos legales.

    EL FRAUDE DE LAS 465 GONGOS

    En mayo el gobierno de Cuba se sometió al Examen Periódico Universal de
    derechos humanos, un mecanismo de evaluación sin seguimiento en el que
    participan principalmente los Estados miembros. Las organizaciones no
    gubernamentales (NGO por sus siglas en inglés) tienen un papel más limitado.

    Por entonces la organización UN Watch denunció un fraude masivo de La
    Habana al citar en su informe al EPU a 454 dudosas organizaciones no
    gubernamentales que respaldaron con sus nombres 93 declaraciones
    laudatorias de las políticas y prácticas de derechos humanos del
    castrismo. El récord anterior lo tenía Canadá con 48 organizaciones. Las
    NGO genuinas llaman a algunas de éstas GONGOs (Government Non
    –Governmental Organizations, organizaciones no gubernamentales… de los
    gobiernos)

    DIALOGO CON UN SORDO

    No obstante, el mecanismo del EPU cuenta con un diálogo interactivo que
    permite al Estado bajo examen participar en una audiencia pública de
    tres horas con los demás miembros del Consejo de Derechos Humanos. Sólo
    pueden hablar los representantes de los Estados y observadores especiales.

    En esa fase los Estados miembros pueden hacer recomendaciones, y a Cuba
    se le hicieron 292, que tenía la opción de aceptar o rechazar en el
    mismo momento del proceso, o hasta la adopción o la consideración de su
    informe, que es lo que acaba de ocurrir en Ginebra.

    Los activistas y periodistas que sufren la represión y el hostigamiento
    dentro de la isla por ejercer los derechos de libertad de expresión e
    información podrán decir si las siguientes recomendaciones de países
    democráticos, que “no cuentan con el apoyo del gobierno de Cuba”, son o
    no “políticamente sesgadas” o “construidas sobre bases falsas” e
    inventadas por Estados Unidos que se resiste a aceptar la “diversidad”
    castrista.

    170.138 Permitir investigaciones independientes de las circunstancias en
    que se produjeron las muertes de Oswaldo Payá y Harold Cepero (Estados
    Unidos de América); llevar a cabo una investigación independiente del
    accidente automovilístico de Oswaldo Payá (República Checa);

    170.139 Aplicar garantías jurídicas que aseguren la protección de los
    defensores de los derechos humanos, incluidos los periodistas, frente al
    abuso de las disposiciones relativas al enjuiciamiento penal (República
    Checa) y poner en libertad a todos los presos políticos (Bélgica,
    República Checa, Eslovenia);

    170.162 Enmendar la Ley de Procedimiento Penal a fin de evitar los casos
    de prolongación indefinida de la investigación preliminar (Bélgica);

    170.171 Eliminar las restricciones a la libertad de expresión, en
    particular con respecto a la conexión a Internet (Rumania); revisar
    todas las leyes que consideran delito o restringen el derecho a la
    libertad de expresión y el derecho a la libertad en Internet (Estonia);
    levantar las restricciones a los derechos a la libertad de expresión que
    no sean acordes con la Declaración Universal de Derechos Humanos y
    asegurar a todos un acceso asequible y sin trabas a Internet (Hungría);

    170.172 Respetar la libertad de expresión, asociación y reunión, y
    reconocer personalidad jurídica a las asociaciones de derechos humanos
    mediante un sistema de registro oficial inclusivo (España);

    170.173 Levantar las restricciones que impiden la libre expresión y
    asegurar que los defensores de los derechos humanos y los periodistas
    independientes no sean víctimas de intimidación ni de enjuiciamiento y
    detención arbitrarios (Suiza);

    170.174 Poner fin a las medidas que restringen la libertad de expresión
    y de reunión, incluidas las detenciones de corta duración y la
    utilización de cargos penales como “peligrosidad social predelictiva”,
    “desprecio” y “resistencia” (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del
    Norte);

    170.175 Revocar las leyes relacionadas con la denominada “peligrosidad
    social predelictiva”, contemplada en los artículos 72, 73 y 74 del
    Código Penal de Cuba (Irlanda);

    170.176 Eliminar las leyes que impiden la libertad de expresión, o dejar
    de aplicarlas (Estados Unidos de América);

    170.177 Garantizar la libertad de expresión y de reunión pacífica, así
    como la libre actividad de los defensores de los derechos humanos, los
    periodistas independientes y los opositores políticos (Francia);

    170.179 Adoptar nuevas medidas para mejorar la libertad de expresión
    consistentes en permitir unos medios de comunicación independientes y
    mejorar las oportunidades de obtener información mediante el acceso
    público a Internet aprovechando la reciente inversión en la red de fibra
    óptica (Canadá);

    170.182 Velar por que exista un entorno seguro, libre e independiente
    para los periodistas y asegurar que todos los casos de agresiones contra
    ellos sean investigadas por órganos independientes e imparciales (Austria);

    170.183 Poner fin a la represión, investigar actos de rechazo y proteger
    a todas las personas que sean víctimas de intimidación o violencia
    (Países Bajos);

    170.184 Poner en libertad de manera inmediata e incondicional a todos
    los presos que se encuentren en detención provisional o que hayan sido
    condenados en relación con el ejercicio de su libertad de opinión y de
    expresión, así como de la libertad de reunión y asociación (Polonia);

    170.187 Poner en libertad inmediatamente a Alan Gross y a periodistas
    encarcelados, como José Antonio Torres (Estados Unidos de América);

    170.188 Poner fin a las limitaciones impuestas a las actividades de la
    sociedad civil, incluida las detenciones de corta duración de activistas
    políticos (Australia);

    170.189 Abstenerse de todas las formas de hostigamiento, intimidación y
    detención arbitraria de activistas en favor de los derechos humanos
    (Alemania);

    170.190 Poner fin a las detenciones de corta duración, el hostigamiento
    y otras medidas represivas contra los defensores de los derechos humanos
    y los periodistas y aplicar garantías jurídicas que aseguren su
    protección contra el abuso de las disposiciones relativas al
    enjuiciamiento penal (Hungría);

    170.192 Reducir la influencia y el control gubernamentales sobre
    Internet como parte de un compromiso más general con la libertad de
    expresión (Australia).

    Source: “¿Qué recomendaciones del EPU rechazó Cuba en Ginebra?” –
    http://www.martinoticias.com/content/article/27703.html