Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    “Misa robada” Cintas amarillas por los cuatro espías

    “Misa robada”: Cintas amarillas por los cuatro espías
    Lunes, Septiembre 9, 2013 | Por Leonel Alberto P. Belette

    La Habana, Cuba. Leonel Alberto Pérez Belette, septiembre de 2013 – En
    ocasión del día de la Caridad del Cobre, más de una docena de Damas de
    Blanco, acompañadas por algunos opositores, hicieron una parada junto a
    la Basílica Menor, consagrada a la patrona de Cuba, para pedir por los
    presos políticos que permanecen en las mazmorras del régimen y demandar
    a las autoridades el respeto por los Derechos Humanos.

    Cercadas por abundante acoso policial y agrupaciones paramilitares, la
    líder Berta Soler habló públicamente en nombre de la organización
    pacífica; luego las activistas se retiraron.

    Las Damas peregrinaron en silencio junto a la imagen de la Virgen de La
    Caridad del Cobre en procesión, pero no ingresaron al Templo, ni se
    entrometieron en el acto religioso; las declaraciones fueron hechas en
    la calle lateral, una vez terminada la procesión y al margen de la
    homilía ofrecida dentro de la iglesia por el Cardenal Jaime Ortega
    Alamino, quien presidiera la liturgia en compañía del cura párroco
    Roberto Betancourt y el prelado jesuita Juan de Dios, Obispo Auxiliar de
    la Arquidiócesis.

    Este año la tradicional peregrinación masiva, por las calles de Centro
    Habana, fue menos concurrida que en ocasiones anteriores, porque algunas
    parroquias metropolitanas programaran sus propias ceremonias en el mismo
    horario; sumado a que la televisión transmitió el culto, desde el
    Santuario del del Cobre, de la oriental provincia Santiago de Cuba.

    Virgen de La Caridad del Cobre, Ochún (dentro de las religiones
    afrocubanas), o Cachita, para el cubano amoroso, es la advocación de la
    Virgen María para los criollos desde hace 400 años, cuando afirmaron
    encontrarla –aproximadamente entre 1612-1613– flotando en aguas de la
    costa norte de la oriental Bahía de Nipe. Fue proclamada Patrona de Cuba
    en 1916, por el Papa Benedicto XV, a petición de veteranos de nuestras
    luchas independentistas de la metrópoli española.

    El gobierno aprovechó que la multitud suele vestirse de amarillo, el 8
    de setiembre –color de los vestidos de la virgen– para exhortar a sus
    partidarios a usar cintas amarillas en honor de los cuatro espías que
    permanecen presos en Estados Unidos, viejo recurso que en las religiones
    afrocubanas se conoce como “Misa Robada”.

    En esta oportunidad las autoridades eclesiásticas de la Isla no se han
    pronunciado por la liberación del ciudadano americano, de origen hebreo,
    Alan P. Gross; quien se encuentra en penoso estado de salud en las
    mazmorras del régimen por el delito de facilitar el acceso a Internet a
    la pequeña comunidad judía de la Isla; al igual que la de otros
    activistas políticos en condiciones precarias similares como Raúl
    Rodríguez Soto.

    Source: ““Misa robada”: Cintas amarillas por los cuatro espías |
    Cubanet” – http://www.cubanet.org/?p=49339