Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Porqué comparar al Sr. Alán Gross con los cinco espías, presos en Estados Unidos

    Rubén Carty Lowe
    La
    vida de los burócratas Castristas, muy holgada por cierto, confunde una vez más
    el pan con el casabe, según una Sra. que prefirió el anonimato, para no verse
    envuelta en la maquinaria represiva del gobierno, ella contaba, la poca ética
    profesional mostrada en Ginebra la semana pasada por el canciller cubano,
    mostro muchas cosas falseadas sobre respeto a los Derechos Humanos en la Isla,
    inexistentes para la sociedad civil y los disidentes.
    Allí,
    hicieron referencia a falsas verdades, sobre el supuesto respeto a los derechos
    humanos en el país, mientras los gobernantes tratan de cambiar al Sr. Gross por
    los cinco espías, en esto no hay comparación posible, alegó una Ama de Casa,
    cerca de la Iglesia católica, se habla de respeto a las Libertades
    fundamentales del ser Humano, como si Cuba fuera un paraíso.
    La
    Izquierda Latinoamericana, como dijera un día el Autor del Perfecto Idiota,
    afirman, los mismos síntomas, heredados de la cúpula de Poder de la Habana,
    aunque mientan. ¿Cómo es posible creerse tantas necedades? ¿Quiénes Dudan?
    Mantienen
    el clamor: cientos de Opositores, con imágenes, sobre las atrocidades cometidas
    por las hordas castristas al estilo Hitler, en Alemania, así como los fascistas
    de Mussolini en Italia, desde 1938 hasta 1945.
    Desde
    1959 hasta hoy, debe abrirse ojos y oídos, la comunidad Internacional,
    imposible seguir jugando con la inteligencia de los gobiernos en el mundo, ni
    con la ONU, menos con la comisión de los Derechos Humanos de Ginebra.
    Según
    un reporte de Agencias de Prensa de Brasilia, fechado el 6 de mayo, Bruno
    Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores acaba de visitar Brasil,
    insiste en cambiar al Sr. Gross por los 5 espías, el dilema es el siguiente:
     ¿Cómo solucionaran el problema de los 70
    terroristas, asesinos de inocentes en Estados Unidos, prófugos de la justicia
    norteamericana, en Cuba, escondidos hace décadas?  
    ¿Los
    entregaran a la justicia norteamericana a cambio de los cinco? Sería este
    cange, más razonable y sincero, además podría iniciarse un capitulo anhelado
    por los gobernantes cubanos, el cese del embargo, según críticos, aliviaría las
    tensiones de 54 años de acusaciones de uno contra otro.
    “El
    gobierno cubano ha ofrecido al gobierno norteamericano toda su disposición a
    iniciar conversaciones serias, respetuosas, para tratar de hallar una solución
    al caso del señor Alan Gross, tomando en cuenta preocupaciones humanitarias de
    nuestro país en el caso de ciudadanos cubanos que cumplen sanciones en Estados
    Unidos”, declaró Rodríguez en una breve conferencia de prensa junto a su
    colega brasileño Antonio Patriota.
    Pero
    Parrilla, no acaba de darse cuenta, mintió a la comunidad Internacional, sobre
    los Derechos Humanos en Cuba, habría de verdad visitar La Habana, andar por las
    calles y barrios Habaneros, verán la otra cara de la moneda, la realidad de los
    miles que sufren en la cárceles de la calle y la prisión encerrados, hacinados,
    con mala alimentación, golpizas, chantaje de todo tipo, en un rotundo irrespeto
    a los verdaderos valores y principio de los Derechos Humanos, éstos derechos
    nunca han sido respetados en Cuba, denuncian los luchadores Pacíficos por el
    respeto a las Libertades fundamentales del ser Humano, violados todos los días
    en el país.
    Nadie
    habla de los prófugos reclamados por la justicia norteamericana, son 70
    terroristas, viven amparados por el Gobierno en el país, desde hace décadas,
    gozan de los beneficios del sistema comunista de La Habana.

    agramonte.cartylowe904@gmail.com

    http://feeds.feedburner.com/CentroInformativoCubano

    Go to article