Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    EEUU interrumpió charlas migratorias con Cuba por caso de Alan Gross

    EEUU interrumpió charlas migratorias con Cuba por caso de Alan Gross
    Publicado el Miércoles, 18 Julio 2012 15:43
    Por Wilfredo Cancio Isla

    Las conversaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos están
    indefinidamente interrumpidas como resultado de los crecientes
    desacuerdos diplomáticos por el caso del contratista estadounidense Alan
    Gross, condenado a 15 años de prisión en la isla.

    Tras reanudarse el diálogo bilateral en julio del 2009 a instancias de
    la política de Barack Obama, Washington optó por congelar los encuentros
    desde comienzos del pasado año y no hay programada ninguna fecha para
    volver a la mesa de negociaciones.

    "No hemos tenido ningún encuentro sobre asuntos migratorios desde enero
    del 2011 en La Habana y no hay ninguna fecha programada por el momento",
    dijo a CaféFuerte William Ostick, portavoz del Departamento de Estado.

    El funcionario declinó dar detalles sobre el tema, pero indicó que la
    detención de Gross continúa siendo un impedimento para mejorar las
    relaciones entre La Habana y Washington.

    Obstáculo principal

    Una fuente de la Casa Blanca confirmó a CaféFuerte que el caso de Gross
    es "principal obstáculo" para cualquier avance en las relaciones con Cuba.

    "La renuencia de Cuba a liberar a Gross no sólo ha afectado las
    conversaciones migratorias, sino también avanzar de manera constructiva
    en otros aspectos de interés mutuo", manifestó la fuente, que pidió no
    ser identificada.

    Las rondas de conversaciones migratorias fueron establecidas durante los
    acuerdos bilaterales firmados en 1995, mediante los cuales Estados
    Unidos se comprometió a otorgar 20,000 visas anuales y a repatriar a
    todos los cubanos que fueran interceptados en el mar tratando de arribar
    a las costas de la Florida.

    Las charlas se realizaban dos veces al año, alternando la sede en Nueva
    York y La Habana. Los encuentros eran también una oportunidad para
    ventilar otros asuntos de interés común ajenos al tema migratorio.

    Pero en el 2004 fueron interrumpidas por el presidente George W. Bush
    como parte de una política de recrudecimiento de las sanciones contra el
    régimen cubano.

    Se reanudaron en julio del 2009 al calor de las iniciativas
    implementadas por la administración Obama para relanzar las relaciones
    con Cuba y facilitar los contactos de los cubanoamericanos con sus
    familiares en la isla. La decisión fue percibida entonces como un
    importante paso hacia una eventual normalización de las relaciones
    diplomáticas entre ambos países, fracturadas por más de cinco décadas.

    "Participar en estas conversaciones subraya nuestro interés en sostener
    discusiones constructivas con el Gobierno de Cuba para avanzar los
    intereses de Estados Unidos sobre asuntos de interés común", declaró
    entonces Ian Kelly, funcionario del Departamento de Estado.

    Conversaciones difíciles

    Sin embargo, la detención en La Habana del ciudadano estadounidense Alan
    Gross el 3 de diciembre del 2009 provocó un enfriamiento de la postura
    de Washington.

    En enero del 2011, cuando se produjeron las últimas conversaciones en La
    Habana, la delegación visitante estuvo encabezada por la subsecretaria
    asistente para asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de
    Estado, Roberta Jacobson. El grupo estadounidense insistió en la
    necesidad de excarcelar a Gross, mientras Cuba rechazó discutir el tema
    por considerarlo un asunto de seguridad nacional en fase de investigación.

    El entonces subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos, Arturo
    Valenzuela, dijo en esa oportunidad que sería muy difícil pensar en
    sostener otras conversaciones cuando "no pueden ni siquiera abordar una
    preocupación fundamental para nosotros, la detención de un ciudadano
    estadounidense sin enfrentar cargo alguno''.

    Un mes después, el gobierno cubano anunció que juzgaría a Gross. El
    contratista fue enjuiciado y condenado en marzo del 2011 bajo
    acusaciones de socavar la soberanía nacional.

    El caso Gross se ha convertido en la nueva manzana de la discordia entre
    ambos gobiernos, acrecentada por la negativa de La Habana a liberarlo
    por razones humanitarias ni permitirle que viaje temporalmente a Estados
    Unidos para visitar a su madre enferma de cáncer.

    Gross, de 63 años, permanece arrestado en el hospital militar "Carlos J.
    Finaly "de La Habana, ha perdido alrededor de 100 libras y presenta
    serias afectaciones de salud.

    El gobierno de Raúl Castro se ha declarado dispuesto a negociar una
    "salida humanitaria" para el caso a cambio de que Washington libere a
    los cinco cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos en el 2001.
    Washington ha negado la alternativa del canje por considerar que Gross
    no realizó actividades de espionaje en Cuba.

    http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/politica/2023-eeuu-interrrumpio-charlas-migratorias-con-cuba-por-el-caso-de-alan-gross