Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Alan Gross vuelve a pedir a La Habana que le autorice viajar para ver a su madre enferma

    Alan Gross, Relaciones Cuba-EEUU

    Alan Gross vuelve a pedir a La Habana que le autorice viajar para ver a
    su madre enferma

    "Tengo a mi madre de 90 años que tiene un cáncer de pulmón no operable.
    No está rejuveneciendo o más saludable", dijo el estadounidense a CNN

    Agencias, La Habana | 05/05/2012 12:56 am

    El contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de prisión
    acusado por el Gobierno cubano de espionaje, pidió este viernes
    autorización a La Habana para viajar a Estados Unidos a visitar a su
    madre enferma.

    "Tengo a mi madre de 90 años que tiene un cáncer de pulmón no operable.
    No está rejuveneciendo o más saludable", dijo Gross a la CNN, reportó la
    AFP.

    Gross recibió permiso para conceder una entrevista inédita a la cadena
    estadounidense de televisión CNN, la cual realizó desde el hospital en
    el que está confinado.

    "Mi abogado y yo hemos escrito en más de una ocasión al gobierno de
    Cuba, pidiendo me den permiso para visitarla y retornar a Cuba", dijo el
    estadounidense a la CNN.

    Gross, quien cumplió 63 años esta semana, declaró que volvería a Cuba si
    le dejaran visitar a su madre antes de su muerte.

    El contratista estadounidense fue condenado en marzo del año 2011 por
    "actos contra la independencia o integridad territorial" de Cuba y
    sentenciado a 15 años de prisión por entregar computadores portátiles y
    equipos de comunicaciones a la pequeña comunidad judía.

    Gross trabajaba para la empresa Development Alternatives (DAI),
    contratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), que
    depende del Departamento de Estado.

    El contratista siempre negó los cargos en su contra y el gobierno de
    Washington sigue presionando a La Habana para su liberación.

    Gross aseguró que desde su arresto en diciembre de 2009 ha perdido unas
    100 libras de peso, pero de todas formas "no estoy realmente en mala
    forma", señaló.

    Indicó que hubo algunos cambios positivos, como la autorización para
    realizar una llamada telefónica a su familia u otras personas.

    Gross explicó a CNN que está preso en un hospital bajo fuerte vigilancia
    y que normalmente comparte habitación con tres personas.

    "No estamos autorizados a ver otras personas, excepto compañeros de
    celda", precisó.

    http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/alan-gross-vuelve-a-pedir-a-la-habana-que-le-autorice-viajar-para-ver-a-su-madre-enferma-276408