Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Deseos para la Cuba de 2012 (VIII)

    Fin de año

    Deseos para la Cuba de 2012 (VIII)

    Activistas, intelectuales y artistas de Cuba y del exilio nos dicen cómo
    ven la Cuba del 2012… y cómo la sueñan. Dinos tú cómo ves y cómo sueñas
    nuestra Isla para el nuevo año, en Facebook o en Twitter, con la
    etiqueta #miCuba2012
    Yoani Sánchez, Guillermo Fariñas, Jorge Ferrer y Mayda L. Donate

    Redacción CE, Madrid | 29/12/2011


    CUBAENCUENTRO ha preguntado a activistas, intelectuales y artistas de
    Cuba y del exilio cómo ven la Cuba del 2012… y cómo la sueñan. Estas son
    algunas de sus respuestas:

    Yoani Sánchez, filóloga, autora del blog Generación Y

    ¿Cómo auguras que será el año 2012 para Cuba?

    "Será un año difícil económicamente, pero durante el cual el Gobierno
    cubano tendrá que seguirle cediendo terreno a la iniciativa privada. Eso
    redundará en pérdida de parte del control sobre un gran número de
    ciudadanos. La represión aumentará, pero con el mismo estilo 'fuera de
    la ley' y sin dejar rastros judiciales, que caracteriza a la era
    raulista. No descarto un crecimiento de las protestas callejeras".

    ¿Cuáles son tus deseos para la Cuba de 2012?

    "Desearía, no obstante, que este 2012 sea un año ciudadano, en el que un
    cambio pacífico se logre en nuestra nación, haciéndola una Isla más
    inclusiva, donde quepamos todos".


    Guillermo Fariñas, periodista independiente y psicólogo. Premio Sajarov
    2010 del Parlamento Europeo

    ¿Cómo auguras que será el año 2012 para Cuba?

    "Creo que el venidero año 2012 va a ser un año en el que va a continuar
    el enfrentamiento entre el Gobierno y su ciudadanía. Va a comenzar con
    una gran frustración porque la ciudadanía cubana, incluyendo la
    militante en el Partido Comunista de Cuba, tiene una gran expectativa en
    que el propio PCC va a hacer cambios internos hacia la democracia a
    través de la conferencia nacional del Partido, y esto no a ser así. Creo
    que vamos a ver el fortalecimiento de los movimientos disidentes y
    cívicos alrededor de la Isla, incluyendo la prensa alternativa, y los
    intelectuales van a pronunciarse con mayor fuerza respecto a que debe
    haber cambios.

    Por otra parte, a finales de 2012 debe dilucidarse la situación
    venezolana, que es el salvavidas del Gobierno cubano, y a partir de ahí
    comenzará un recrudecimiento en la situación económica de la ciudadanía
    cubana, que va a sentar pautas en el nivel de protesta y de rebeldía del
    pueblo.

    Es lo que yo auguro para el 2012. Con la exhortación de que es posible
    de que este año la mayoría de la oposición pacífica cubana se cohesione
    en las cinco o siete cuestiones en que todo el mundo está de acuerdo, y
    se olviden los caudillismos, y que esto ocurra también en el exilio
    cubano, donde es necesario que las distintas organizaciones que apoyan a
    la disidencia interna se pongan de acuerdo y se olviden de sus agendas
    particulares, y hagan una agenda para la paz".

    ¿Cuáles son tus deseos/sueños/ilusiones para la Cuba de 2012?

    "Los principales deseos son que se logre la conciliación entre los
    distintos movimientos opositores dentro y fuera de Cuba, para ser una
    sola voz y tener credibilidad ante la opinión pública internacional y
    nacional. También que el cambio viniera sin derramamiento de sangre de
    ningún tipo, y con perdón y justicia para los que tienen las manos
    manchadas de sangre por parte de las autoridades cubanas. Creo que
    estamos atravesando un momento que no se va a volver a repetir en la
    historia de Cuba, cuando el líder histórico que es Fidel Castro está
    feneciendo ante los ojos de la opinión pública nacional e internacional,
    y sobre todo, en las mentes de las mismas, porque lo tienen escondido. Y
    los líderes que lo sustituyen no tienen la estatura política del que se
    está yendo.

    Por otra parte, existen una serie de personalidades dentro de la
    oposición pacífica que van más allá de los líderes históricos de esta
    disidencia interna, que están emergiendo con gran fuerza y gran
    credibilidad. Creo que la unión de los más viejos con los emergentes es
    lo que nos dará la victoria, y con eso sueño. Que todos seamos capaces
    de dar una solución tipo España, tipo Chile o Sudáfrica a la situación
    cubana".

    Jorge Ferrer, escritor y traductor. Autor del blog El Tono de la Voz

    ¿Cómo auguras que será el año 2012 para Cuba?

    "Será, con toda certeza, otro año marcado por los ritmos de Raúl Castro,
    la extenuante velocidad que anunció al asumir formalmente la presidencia
    en febrero de 2008 y llamó con calculado encabalgamiento de adverbios:
    'poco a poco'. Si recuperaran la fraseología 'revolucionaria' de los 60
    o los 70, este año podría llamarse, por ejemplo, 'Año de la verificación'.

    Porque comienza un año en el que comprobar que el diseño gatopardista
    tira y se estira bien. Estudiosos de las transiciones habidas y peritos
    en materia de modelos autoritarios de relativo o notable éxito, los
    jerarcas de La Habana tienen por delante un año que vivirán como
    doctores en laboratorio. Y no serán ellos los ratones. Al menos, no
    serán los únicos.

    Cuba muta 'poco a poco' y en 2012 veremos otras 'actualizaciones' del
    modelo. Mutan su paisaje urbano y la jerga que emplean los transeúntes:
    el idiolecto totalitario también se adecua a esas mutaciones. Será año
    en el que arañar con la uña, otra vez, el fondo del barril al que
    arrojan allá palabras como 'cuentapropista' o 'impuestos', 'cooperativa'
    o 'crédito', 'emigración' o 'nación'. La conferencia del PCC a finales
    de enero y la visita de Benedicto XVI poco más adelante serán dos
    momentos importantes para conocer 'la letra del año'. Si el nombre de
    Alan Gross protagonizara los eventos colaterales a alguno de esos
    acontecimientos se podría abrir un panorama inédito en las relaciones
    con Estados Unidos.

    Minuciosamente calculados 'los cambios', igualmente minuciosa será la
    presión sobre la oposición. Vaciadas de presos de conciencia las
    cárceles, con algunas excepciones, la represión de baja o mediana
    intensidad crecerá exponencialmente. Garantizar la desconexión entre la
    sociedad y la oposición será otra vez el objetivo primero de las bien
    aceitadas herramientas de represión.

    Otros dos elementos podrán adquirir centralidad que atente contra el
    'poco a poco'. Por una parte, que el que comienza será también el año de
    la puesta en marcha a mediana escala de la conexión a Internet por medio
    del cable tendido desde Venezuela. Limitaciones y filtros aparte, los
    cubanos han demostrado ser mucho más hábiles burlando al sistema que
    confrontándolo. El ancho de banda podrá hacer que toque otra banda, la
    de un flujo más intenso de comunicación entre ciudadanos con intereses y
    urgencias comunes. Por otra parte, el que viene será otro año marcado
    por la biología. No puede ser de otra manera en país regido por viejos.
    Muy viejos. La muerte o la inhabilitación de algún otro jerarca podrán
    ser noticia —o notición— en La Habana. Grandes noticias que remuevan los
    suelos con fuerza que imprima aceleración —acaso demoledora— a la
    dinámica del 'poco a poco'".

    ¿Cuáles son tus deseos para la Cuba de 2012?

    "Muy básicos y arrastrados desde hace mucho como nos sucede a muchos
    demócratas cubanos. A saber, asistir al final de la dictadura y ver cómo
    los cubanos adquieren por fin el poder para dotarse de instituciones que
    los representen porque estén integradas por sectores amplios y distintos
    de la nación.

    En términos acaso más proclives a verse realizados, cabe desear que sea
    un año en el que aumente el poder de quienes podrían forzar al Gobierno
    a acelerar la implementación de reformas económicas profundas capaces de
    conducir a reformas de los mecanismos de participación política. También
    que los nuevos actores cobren conciencia cuanto antes de ese poder y de
    su valor como herramienta de cambio. Al perder su condición de único
    patrón, el Estado cubano se enfrentará a una realidad nueva, la de
    largos centenares de miles de ciudadanos que consiguen elevadas cotas de
    independencia en su vida personal y económica al convertirse en
    trabajadores por cuenta propia. Estos —y sus familiares y sus
    asalariados— se irán constituyendo en una masa social dotada de un
    importante poder de cambio. Otros amplios sectores de la población se
    verán desprovistos de subsidios y asistirán impotentes a
    transformaciones del modelo económico que los empobrecerán aún más sobre
    el fondo de un paisaje de desigualdades crecientes y cada vez más
    manifiestas. La maduración de ese cocktail social generará presiones a
    dos bandas sobre las más variadas instituciones del Estado cubano.

    Cabe saber leerlas y aprovecharlas. Luego, cabe desear que la oposición
    al régimen de La Habana consiga ofrecer discursos que describan con
    precisión el mudable paisaje socioeconómico de Cuba y ofrezcan
    alternativas capaces de granjearse las simpatías, y el respeto, de
    amplios grupos de cubanos, en especial los nuevos actores sociales".


    Maida L. Donate, socióloga y trabajadora social

    ¿Cómo auguras que será el año 2012 para Cuba?

    "Si los tan cacareados cambios siguen la misma tendencia de los
    efectuados hasta hoy, no soy muy optimista para el 2012. Cuando la
    cúpula del poder en Cuba dice que los cambios son necesarios pero las
    medidas que se tomen no pueden poner en riesgo la continuidad de la
    revolución y el socialismo, en realidad, lo que está enfatizando, es que
    toda acción modificadora de la situación actual, estará dirigida a
    garantizar la permanencia en el poder de los actuales gobernantes y el
    absoluto control sobre la actividad financiera del país y sus
    ciudadanos. Por supuesto, no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que
    lo resista, y ya llevamos 53, y el ciclo de la vida le está pasando
    cuenta a la gerontocracia gobernante".

    ¿Cuáles son tus deseos para la Cuba de 2012?

    "A Martí me remito: quisiera que al fin tuviéramos una república con
    todos y para el bien de todos, donde tener una opinión diferente a la
    oficial no signifique cárcel, golpiza callejera, o limitaciones para
    entrar y salir del país. Una Cuba en la que se les enseñe a los niños
    que honrar, honra, y se vuelva a recitar en las escuelas 'Los dos
    príncipes' y 'Cultivo una rosa blanca'. Una nación latinoamericana donde
    sus ciudadanos no sientan la necesidad de volver a ser súbditos de la
    corona española para sentir que tienen derechos civiles. En fin, deseo
    poder reclamar el derecho de todos y cada uno de los cubanos a perseguir
    la felicidad".

    http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/deseos-para-la-cuba-de-2012-viii-272303