Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Carlos Alzugaray: La reforma migratoria será ‘profunda’, ‘riesgosa’ y ‘va a sorprender’

    Política

    Carlos Alzugaray: La reforma migratoria será 'profunda', 'riesgosa' y
    'va a sorprender'
    DDC
    Madrid 15-12-2011 - 8:02 pm.

    Para el veterano diplomático del régimen, los casos de Alan Gross y los
    cinco espías solo tienen salida humanitaria, pero Washington debe dar el
    primer paso.

    La "reforma migratoria" que prepara La Habana será "profunda",
    "riesgosa" y "va a sorprender" a los escépticos, opinó el veterano
    diplomático del régimen Carlos Alzugaray.

    En agosto pasado, Raúl Castro anunció ante la Asamblea Nacional que su
    Gobierno planeaba reformar el sistema migratorio para "modificar
    decisiones que jugaron un papel en su momento y que perduraron
    innecesariamente".

    No obstante, advirtió que los cambios "tendrán en cuenta el derecho del
    Estado revolucionario de defenderse de los planes injerencistas y
    subversivos" y que "se incluirán medidas para preservar el capital
    humano creado por la Revolución".

    Actualmente el Gobierno impone un permiso obligatorio a todos los
    ciudadanos para entrar y salir del país, y castiga severamente —incluso
    con la imposibilidad indefinida de regresar a la Isla y la
    obstaculización de la salida de los familiares que quedaron en Cuba— a
    opositores y profesionales que desertan en misiones, como los médicos.

    Alzugaray (La Habana, 1943) opinó que la política migratoria se va a
    suavizar progresivamente, "al punto en que haya total flexibilidad en la
    entrada y salida del país, para todo cubano".

    "Hay por supuesto preocupaciones; hay una preocupación muy válida, que
    es que si se hace una apertura muy amplia se puede producir una fuga de
    cerebros. Este es un riesgo que en mi opinión personal hay que correr,
    de todas formas la fuga de cerebro es un rasgo característico de las
    sociedades contemporáneas", afirmó el diplomático en una entrevista
    radial concedida al periodista de Miami Edmundo García, defensor del
    régimen de La Habana.

    "Siempre habrá quien quiera probar su suerte en otras condiciones y en
    otros lugares; pero habrá quien dirá, bueno, me ofrecen mejores
    condiciones, pero yo quiero trabajar por mi país", consideró Alzugaray,
    actualmente profesor visitante en el Queens College de Nueva York,
    profesor de la Universidad de La Habana, y quien ha sido embajador
    Japón, Bulgaria, Canadá, Etiopía y Bélgica, entre otros países, además
    de representante ante la Unión Europea.

    Otro problema a resolver es "que la Constitución cubana no admite la
    doble ciudadanía, y sin embargo en las regulaciones migratorias casi
    exigimos que la gente mantenga la ciudadanía cubana o el pasaporte
    cubano", reconoció.

    Los ajustes económicos y el control del PCC

    En cuanto a las medidas económicas que ha puesto en marcha Raúl Castro
    en busca de garantizar la supervivencia de su régimen, Alzugaray opinó
    que son cambios "profundos" y "continuos".

    Van "en la dirección de lo que la mayoría de los cubanos queremos" y
    "están motivados por una primacía del pragmatismo económico", dijo en la
    entrevista con García, en el programa La tarde se mueve.

    Raúl Castro ha insistido "en algo que a mí me parece que es importante,
    y que da muestras de su sabiduría como estadista, y es que estos cambios
    implican un cambio de mentalidad", afirmó el diplomático.

    Añadió que esos "cambios de mentalidad son amplios, son profundos, son
    muy avanzados", ponen a Cuba "en un camino en el cual la mejoría
    económica se va a sentir", y van en la dirección de una ambición de los
    cubanos, "que es tener más autonomía con relación al Estado".

    "Por otra parte se está manejando algo que Martí dijo alguna vez, que es
    que 'ser próspero es la única forma de ser bueno'", indicó.

    Interrogado sobre el papel que jugaría en el proceso de reformas el
    Partido Comunista, que ha regido el país con mano dura durante cinco
    décadas, Alzugaray opinó que el general Castro busca una "ampliación de
    la democracia" dentro de esa organización y su "separación" del
    Gobierno: "que el Partido cumpla sus funciones y el Gobierno cumpla sus
    funciones".

    "Aquí, al igual que en el otro tema económico, se requiere un cambio de
    mentalidad, que quizás sea más difícil, más complejo", señaló. No
    obstante, dijo que espera "más autonomía para los actores políticos y
    sociales, un papel del Partido más efectivo (…) dejando más al Gobierno
    tomar decisiones (…) y, a su vez, una participación más activa de los
    actores sociales y los distintos grupos sociales en la toma de
    decisiones políticas".

    La solución para Alan Gross y los cinco espías

    Alzugaray ha escrito varios artículos y libros sobre las relaciones
    entre La Habana y Washington en diferentes etapas.

    Preguntado sobre una posible solución para el caso de los agentes del
    Gobierno cubano que cumplen condenas en Estados Unidos por espionaje, y
    el del contratista estadounidense Alan Gross, encarcelado en la Isla
    bajo la acusación de participar en planes subversivos contra La Habana,
    el diplomático consideró que la salida solo puede ser humanitaria. Sin
    embargo, afirmó que el primer paso debe darlo Washington.

    "Yo creo que eso nada más que tiene una salida, que es gestos
    humanitarios mutuos", dijo Alzugaray.

    Uno de los cinco espías fue liberado en octubre pero aún debe cumplir
    tres años de libertad vigilada en Estados Unidos. Los otros cuatro
    siguen en prisión con condenas de hasta dos cadenas perpetuas.

    Para Alzugaray, el castigo contra esos agentes es "inusual,
    tremendamente fuerte".

    Los cinco espías fueron hallados culpables de actuar como agentes
    extranjeros no registrados en Estados Unidos, infiltrarse en grupos del
    exilio cubano en Florida, intentar penetrar en bases militares
    estadounidenses y, en uno de los casos, responsabilidad en el derribo de
    dos avionetas de Hermanos al Rescate, hecho en el que murieron cuatro
    personas.

    La Habana afirma que vigilaban a "grupos terroristas" de Florida para
    desmantelar supuestos planes contra la Isla.

    "Estos muchachos no merecían esas sanciones", dijo el diplomático,
    aunque admitió que "en función de lo que ellos estaban haciendo en los
    Estados Unidos habían violado algunas leyes norteamericanas".

    "Pero una cosa perfectamente normal. Ningún gobierno que enfrenta un
    desafío terrorista deja de hacer eso que hizo el Gobierno cubano, que es
    infiltrar las redes terroristas con sus agentes. Eso lo hace el Gobierno
    norteamericano, lo hacen todos los gobiernos en el mundo", afirmó.

    En cuanto a Gross, que cumple una condena de 15 años por distribuir
    equipos de comunicación en la Isla, según el Gobierno a grupos
    disidentes, Alzugaray dijo que se "inclinaría también por una solución
    humanitaria".

    "Yo diría que la solución pasa por un gesto humanitario de la parte
    norteamericana que provocará inevitablemente un gesto humanitario de la
    parte cubana", dijo el diplomático.

    Qué Estados Unidos "dé el primer paso y ofrezca la liberación de estos
    agentes que ya han cumplido bastante tiempo en prisión", sugirió.

    "Mantenerlos en prisión no resuelve ningún problema (…) quizás le
    satisfaga a algún sector extremo en Miami, pero no le resuelve a los
    Estados Unidos ningún problema", dijo.

    http://www.ddcuba.com/cuba/8598-carlos-alzugaray-la-reforma-migratoria-sera-profunda-riesgosa-y-va-sorprender