Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    TOMEMOS LAS CALLES, ES NUESTRO MOMENTO

    TOMEMOS LAS CALLES, ES NUESTRO MOMENTO
    28-10-2011.
    Oswaldo Yañez
    Periodista Independiente

    (www.miscelaneasdecuba.net).- La muerte del tirano libio ha supuesto un
    duro golpe sicológico para muchos de los que tratan de evitar que algo
    así ocurra en mi patria, porque aún tratando de negar lo evidente, per
    fas et per nefas los hermanos morirán y ya nadie es capaz de
    asegurar la continuidad del sistema.

    A pesar de que tratan de aniquilar a la posición pacífica, no soólo no
    lo están consiguiendo sino que cada vez se suman más contestatarios a
    los grupos existentes o se crean nuevas agrupaciones, pero el verdadero
    daño viene del exterior.

    Tanto mis compatriotas que viven fuera de esta isla cárcel como los
    extranjeros están exentos de padecer el sistema de propaganda castrista,
    ello conlleva que incluso los más acérrimos defensores de la tiranía
    reculen en sus posiciones pues ya no se sostiene ningún argumento que
    pueda justificar la existencia de una dictadura como la castrista.

    Los asesinatos extrajudiciales de , el estudiante y Laura Pollán
    han abierto vías de agua irreparables en una nave que ya hace tiempo
    estaba condenada a hundirse, los de dentro lo sabemos y los de fuera
    también, pero no acaba de zozobrar, inexplicablemente para todos.

    Viendo lo ocurrido en Túnez y en Libia estoy completamente seguro de que
    ese es el camino a seguir, hay que tomar las calles para que la
    gerontocracia verde olivo ceda el poder o forzar una intervención
    armada, o de los militares cubanos que ya no son fieles a los Castro más
    que en apariencia, o de un contingente militar de la comunidad
    internacional, porque la represión no cesará.

    Porque en realidad nosotros ya llevamos mucho tiempo en guerra, contra
    la inteligencia, los policías, los inspectores, las brigadas y contra
    los disímiles tentáculos que la dictadura ha creado para reprimir, todo
    para tratar de sobrevivir en un régimen que todo lo prohíbe y te aboca a
    delinquir y cuando le conviene te mata o te encarcela.

    Porque ya ni los turistas, ni mis compatriotas con pasaporte habilitado
    están a salvo de ser usados como un mecanismo para recaudar divisas,
    nadie, ni el mas inocente está exento de pasar por una detención
    arbitraria que le obligará a comprar su o a pasar a ser un
    ingreso más para los militares que reprimen en las ergástulas castristas.

    Allí la muerte es un compañero de celda más y muchos mueren a causa de
    las condiciones inhumanas, o por una paliza, o por falta de atención
    médica, o porque te inoculan un extraño virus, o por suicidio o son
    asesinados, los ejemplos son conocidos, Ariel Sigler, ,
    Sebastian Martinez Ferraté, Zapata, Nila, la mujer de Tony Cortés es la
    última de la lista, en la que no faltan las decenas de miles de cubanos
    anónimos encarcelados injustamente, todos son víctimas inocentes de la
    tiranía.

    Pero los que estamos fuera de la ergástulas estamos en una prisión más
    grande cuyos barrotes son el propio mar y no nos va mejor, ni siquiera a
    los castristas, la supervivencia es cada día más incierta, es por ello
    que he tomado una decisión irrevocable.

    Sin revelar mi identidad como Oswaldo Yánez y con mi nombre real apoyaré
    cada día más abiertamente a quienes traten de tomar la calle, por lo que
    ya no escribiré nada más, así evitare que la persona que me apoya desde
    el exterior sea quitada de en medio, como quieren hacer ahora y si yo
    soy víctima de la tiranía, al menos no seré enterrado de manera anónima,
    estoy seguro que esto enorgullecerá a mi padre cuando nos reunamos,
    espero que en el cielo.

    Quiero dejarles una última opinión a mis compatriotas en el extranjero,
    la batalla en Internet es vital y la vamos ganando con creces, no
    decaigan en su labor, su patria se lo agradecerá y así adelantamos el
    momento en que el exilio pueda retornar a su lugar natal libremente,
    sean un poco más comprensivos con algunos de los disidentes, no todos
    pueden tener la misma valentía, algunos llevan muchos años de
    persecuciones y constantes atropellos, es fácil hablar desde una
    pantalla sentado sin que las turbas de la policía política golpeen tu
    puerta.

    Y a los líderes de la disidencia les debo decir que su responsabilidad
    les llama, sé que no es fácil salir a la calle sabiendo con certeza que
    vas a ser golpeado y detenido pero hay que predicar con el ejemplo, la
    vanguardia de la lucha son los más conocidos, deberían figurar siempre
    en primera línea.

    No hay que hacer más llamados ni citaciones, todos los domingos las
    Laura Pollán desfilarán por la quinta avenida,
    simplemente hay que asistir, denunciando los atropellos y detenciones
    cuando se les impida la asistencia, hasta que un día todos puedan
    continuar la caminata hasta el Capitolio y plantarse allí hasta que los
    hermanos tiranos se vayan de nuestra patria. Ustedes sólo tienen que
    animar a los componentes de sus grupos a que lo hagan, si lo hacen, los
    demás acudirán y ese día Cuba será libre, lo que yo sugiero no está
    reñido con ninguna de las disímiles iniciativas que están en curso y que
    deben continuar, todo ayuda.

    Yo siempre he dicho que los ejemplos arrastran y espero que mi pequeña
    contribución ayude a mis compatriotas a decidirse a tomar las calles, no
    les voy a engañar, pueden perder la vida si lo hacen pero viendo la vida
    que nos regala el tirano creo que vale más la pena morir por la libertad
    de la patria, que en suma no es sino vivir, así pues, tomemos las calles
    como primer paso para liberarnos del yugo castrista, es nuestra hora, es
    nuestro momento.

    Hasta siempre hermanos.

    Prima ratio mortis et vivendi libertas est.

    La libertad es la primera razón para vivir y morir.

    Zapata, el Estudiante y Laura Pollán viven.

    Oswaldo Yáñez.

    Ciudad de La Habana.

    Año de la inminente libertad para todos los cubanos.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=34069