Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    LOS BLOGUEROS ALTERNATIVOS, MAL MENOR PARA LOS CASTRO

    "LOS BLOGUEROS ALTERNATIVOS, MAL MENOR PARA LOS CASTRO"
    30-03-2011.
    Dr. Darsi Ferrer
    (www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba. La sorpresiva
    potenciación de la blogósfera alternativa protagonizada por las
    autoridades del régimen sorprende por lo insólito, pero no es casual,
    por detrás esconde un elaborado diseño de los órganos de la
    inteligencia. No es difícil dilucidar que se proponen desviar la
    atención de la comunidad internacional del verdadero foco de peligro, la
    oposición tradicional, la que gana espacio dentro de la sociedad
    plantando cara en el terreno.

    Evidentemente se trata de una maniobra para trasladar el rejuego
    político hacia la dimensión virtual, que en Cuba tiene un impacto
    popular limitado y controlable en términos generales.

    Al reevaluarse los sucesos aparecidos durante los últimos meses en el
    panorama nacional se constata que, aunque aparentan cabos sueltos
    inconexos, en realidad constituyen componentes entrelazados del nuevo
    giro de la estrategia que aplica la élite para conservar el poder.

    En ese enfoque, supuestamente de modo clandestino, se filtró en el
    Internet un video que muestra a un alto funcionario de la inteligencia
    cubana, especialista en tecnologías modernas, impartiendo una
    conferencia a oficiales del ministerio del interior, donde asegura que
    la principal guerra que ellos libran es contra los blogueros en el
    Ciberespacio, a los que describe como jóvenes que se expresan de una
    manera seductora, distanciados de la imagen poco atractiva de la
    oposición, y que igualmente sirven a los intereses del gobierno americano.

    Durante la conferencia el aludido militar incluso menosprecia la
    significación de la oposición como amenaza para la estabilidad del régimen.

    También los medios de comunicación oficialistas dieron amplia cobertura
    a uno de los documentos revelados por WikiLeaks, en el que Jonathan
    Farrar, actual jefe de la sección de intereses de EEUU, informa al
    Departamento de Estado su criterio sobre la inoperancia de los líderes
    de la oposición, a los que cataloga de ancianos desconectados del
    interés de la población, y asegura que están más preocupados por obtener
    recursos que por realizar una labor coherente, además de mencionar la
    división que tienen entre sí. En el documento recomienda que sean
    priorizadas las potencialidades de los jóvenes blogueros, por la labor
    dinámica y eficaz que desempeñan dentro de la Isla.

    Otra fase a considerar es el incremento de las acciones represivas de la
    policía política, las que recaen exclusivamente en el bando de la
    oposición. Los actos de repudio fueron retomados contra las Damas de
    Blanco y varios opositores que realizan actividades en las calles, como
    Reyna Luisa la madre del mártir Orlando Zapata Tamayo. Ha crecido el
    promedio de arrestos de opositores, entre ellos resaltan los casos de
    Guillermo Fariñas, Jorge Luís García Antúnez, Hugo Damián, entre otros.

    Ya ni siquiera son toleradas las reuniones de opositores dentro de las
    casas y aplican el método de arrestar a quienes se aventuren en esas
    actividades, lo que ha sucedido en reiteradas ocasiones con Cuesta
    Morúa, Leonardo Calvo, Juan Antonio Madrazo y otros líderes del Comité
    de Integración Racial, y no son los únicos. En cambio, los jóvenes de la
    blogósfera alternativa realizan encuentros con frecuencia, previamente
    anunciados en la red social Twitter, y hasta el momento no han padecido
    ningún tipo de interferencia a manos de la seguridad del estado.

    En el show tragicómico "Las Razones de Cuba", serie que en las últimas
    semanas exhibe la televisión nacional, enfatizan con toda intención la
    tesis de que la ciberguerra es hoy el verdadero desafío que afronta el
    gobierno cubano. En ese espacio televisivo se acusa a los vecinos del
    Norte de financiar a jóvenes internautas de la Isla, facilitarles las
    herramientas modernas que complejizan el determinante escenario bélico,
    y de alentarlos a la subversión.

    A la laureada bloguera, Yoanis Sánchez, la señalan como la comandante
    del nuevo ejército de mercenarios y, contrario al método de
    enfrentamiento habitual, resulta que la publicitan en uno de los citados
    programas de la serie con imágenes donde la Sra. Hilary Clinton halaga
    su labor, y otras que hacen referencia a la entrevista que le concediera
    el presidente Obama, además de que aprovechan para atribuirle un
    financiamiento exterior de medio millón de dólares como premio a su
    trabajo subversivo en la red virtual.

    Aparejado a la intensificación de la campaña que busca desprestigiar a
    la intrépida bloguera, paradójicamente las autoridades del gobierno
    destrabaron el acceso a su blog, "Generación Y", después de tener el
    sitio bloqueado durante los últimos años.

    La reciente condena a 15 de cárcel del estadounidense Alan Gross,
    acusado por el gobierno cubano de atentar contra la soberanía e
    independencia nacional, por el mero hecho de repartir algunos teléfonos
    satelitales a miembros de la comunidad judía, refuerza el control
    oficial sobre las tecnologías modernas de las comunicaciones, ya que
    representa un fuerte mensaje para desestimular cualquier esfuerzo de
    introducir en el país esos equipos al margen de la autorización de los
    gobernantes. Además, contribuye a justificar la tesis del reforzamiento
    de la agresión de EEUU dirigida a destruir la ¨revolución¨ desde el
    campo cibernético.

    El argumento más refinado al que echa mano la élite política es dejar
    entrever sus temores por el posible contagio en Cuba de las revueltas
    populares que sacuden el Norte de África y Medio Oriente, las que se
    desataron a través de las redes sociales y del Internet, y ya han
    provocado la caída de los dictadores de Túnez y Egipto, amenazan
    seriamente con derribar a Gadafi en Libia, mientras siguen su impulso en
    otras naciones de la región árabe.

    No cabe duda de que existen muchas similitudes entre la desesperante
    situación existente en las sociedades musulmanas implicadas en la ola
    democratizadora y la realidad que soporta el pueblo cubano, a
    consecuencia del creciente colapso del régimen y la falta de libertades
    y derechos elementales. Realidad que eleva enormemente las
    probabilidades de que el efecto dominó llegue hasta el archipiélago
    antillano. Pero a diferencia de la región islámica, el vehículo de
    movilización social en Cuba no será el Internet ni las redes sociales,
    por su escasa presencia. Otro elemento jugará el rol de detonante y
    aglutinador cuando la población decida poner fin al medio siglo de
    totalitarismo.

    Se reconoce la meritoria y admirable labor que realizan los blogueros
    alternativos. Son jóvenes que se desempeñan en el Internet con un
    lenguaje fresco, elevado dinamismo y creatividad. Sin embargo, se trata
    de un fenómeno elitista, que incluye a un pequeño grupo de personas con
    la capacidad y el conocimiento necesario en el manejo de los medios
    modernos de la tecnología, y la ingeniosidad de sortear las
    prohibiciones de acceder a la red de redes impuestas desde la oficialidad.

    En concreto, el trabajo de la blogósfera alternativa ha logrado alcanzar
    un impacto significativo hacia el exterior, por los logros de
    reconocidas figuras como Yoanis Sánchez, Claudia Cadelo o Miriam Celaya,
    pero tiene menos connotación dentro del territorio nacional dadas las
    condiciones específicas del país, donde prevalece una marcada limitación
    y control en la distribución de las redes sociales y demás tecnologías
    de las comunicaciones. Restricciones que serán aún mayores una vez que
    se apruebe la anunciada Ley de Información.

    Un claro ejemplo de lo anterior lo constituyó la convocatoria del
    ¨Levantamiento Popular en Cuba¨, que fue lanzada a fines de febrero en
    la red social Facebook y recibió el apoyo de miles de internautas que se
    sumaron a la iniciativa en el sitio virtual. A pesar de ello ni siquiera
    un solo manifestante se presentó en el lugar de la protesta el día
    señalado, y menos del uno por ciento de la población de la Isla conoció,
    previamente o a posteriori, del masivo llamamiento propagandizado
    durante semanas en el Internet.

    Los juegos de manipulación estratégica son resultado del quehacer de una
    reducida élite del aparato de inteligencia, que dispone de ilimitados
    recursos, enormes prerrogativas y un manifiesto desprecio por la
    población, además de estar preocupados por el creciente impacto del
    movimiento opositor entre los ciudadanos.

    Más, es importante comprender que esa élite no define el comportamiento
    de la maquinaria represiva, la que está limitada en su desarrollo, y su
    tendencia es a responder con los métodos de siempre; la represión de
    corte estalinista como mecanismo de control social. El patrón de la
    policía política cubana es muy similar al de Libia, Siria, Yemen,
    situación que los ubica en el bando de los candidatos a recibir condenas
    del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y de enfrentar una
    intervención militar de las naciones democráticas, en caso de cometer
    excesos en el atropello de civiles indefensos.

    La reciente excarcelación de todos los prisioneros políticos del grupo
    de los 75 y las actividades celebradas en todas las provincias del país
    en conmemoración del primer aniversario de la muerte de Zapata, son
    hechos trascendentales que reflejan el avance indetenible del movimiento
    opositor, en la lucha pacífica que sostiene en cada rincón del país por
    la libertad y la apertura democrática. Ese es el mal mayor que le quita
    el sueño al régimen.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=31773