Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Alan Gross dice que fue ‘utilizado y engañado’, según la versión oficial

    Política

    Alan Gross dice que fue 'utilizado y engañado', según la versión oficial
    Agencias
    La Habana 06-03-2011 - 11:15 am.

    El juicio contra el estadounidense Alan Gross quedó este sábado visto
    para sentencia. La Fiscalía pide 20 años de prisión para este
    contratista al que acusa de participar en "un proyecto subversivo para
    intentar derrocar la revolución" con la creación de "redes clandestinas
    de info-comunicaciones", informó EFE.

    El fallo judicial sobre el caso Gross se emitirá en los próximos días,
    según una nota oficial divulgada este sábado por la televisión cubana
    (estatal).

    De acuerdo con la versión oficial, durante el juicio, que ha durado dos
    días, la Fiscalía "aportó pruebas sobre la participación directa del
    acusado en la introducción y desarrollo en el país de un proyecto
    subversivo para intentar derrocar la revolución".

    Ese proyecto "tenía como blancos esenciales el sector juvenil, centros
    universitarios culturales, religiosos, grupos femeninos y raciales".

    "En la materialización de sus propósitos anti-cubanos pretendía emplear
    sofisticadas tecnologías para crear redes clandestinas de
    info-comunicaciones fuera del control de las autoridades cubanas para
    alimentar provocaciones contrarrevolucionarias", añadió el informe.

    En cuanto al testimonio de Gross, el comunicado del gobierno dijo que
    este reconoció que "fue utilizado, engañado" por la empresa Development
    Alternatives International (DAI), contratista de la Agencia
    Estadounidense para el Desarrollo Internacional USAID.

    "Acusó a la DAI de haberlo puesto en peligro y conducirlo a su situación
    actual, de arruinar la vida y la economía de su familia", indicó la
    nota, informó la AP.

    Según las autoridades cubanas, la USAID desarrolla "programas de
    desestabilización política contra gobiernos que no son del agrado de la
    Casa Blanca en América Latina y muchas otras partes del mundo".

    Durante el juicio celebrado en La Habana declararon diez testigos, nueve
    peritos, se presentaron 26 informes periciales, el expediente del
    instructor y las pruebas materiales y documentales de la Fiscalía.

    A las sesiones asistieron la esposa de Gross, Judy, abogados de la
    familia y representantes consulares de la Sección de Intereses de
    Estados Unidos (SINA).

    La legislación de la Isla estipula que los cinco jueces de un caso deben
    emitir su veredicto inmediatamente o al día siguiente, pero tienen hasta
    seis días para darlo a conocer.

    Una fuente oficial cubana, que solicitó permanecer en el anonimato por
    no tener autorización para hablar con la prensa sobre el caso, reiteró a
    la AP que el veredicto deberá ser pronunciado por los jueces en los
    próximos días. El comentario fue una reacción a versiones de medios de
    prensa en el sentido que había sido encontrado culpable.

    La prensa extranjera no tuvo acceso a la sala ninguno de los dos días y
    nadie hizo declaraciones a los periodistas congregados en la esquina del
    tribunal.

    En ambos días Gross, visiblemente delgado, fue conducido en un auto a la
    sede del tribunal, mientras que por separado llegaron su esposa y el
    abogado estadounidense del matrimonio, Peter Kahn, así como los
    funcionarios consulares.

    Por la noche del sábado, Khan envió a medios de prensa un comunicado, en
    el cual confirmó la versión de que el juicio oral había concluido. "La
    familia sigue esperanzada en que (Gross) estará pronto en su hogar", agregó.

    En el tribunal pudo verse junto a Khan y Judy Gross a la abogada cubana
    Nuris Piñera. Los tres salieron juntos en un auto al final de las
    sesiones, constató la AP.

    Informaciones no confirmadas, anteriores al juicio, indicaron que Piñera
    era quien correría a cargo de la defensa del contratista como su
    representante cubana.

    Alan Gross, de 61 años, fue arrestado en La Habana el 3 de diciembre de
    2009 por introducir en la Isla equipos de comunicación satelitales, si
    bien las autoridades cubanas divulgaron los cargos contra él quince
    meses después.

    En numerosas ocasiones, el Gobierno de Estados Unidos ha pedido su
    liberación incondicional, ha asegurado que lo que hizo no es delito y ha
    dicho que su detención y su situación en Cuba son injustas.

    Tras leer la nota oficial sobre el juicio de Gross, la televisión cubana
    anunció que el lunes ofrecerá un documental especial sobre las políticas
    "subversivas" de Estados Unidos contra Cuba.

    Hace una semana se emitió otro programa especial contra la oposición
    interna cubana, con testimonios de dos agentes de la Seguridad
    infiltrados en la disidencia.

    http://www.diariodecuba.com/cuba/3459-alan-gross-dice-que-fue-utilizado-y-enganado-segun-la-version-oficial