Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    El auténtico antiterrorista

    El auténtico antiterrorista
    Thursday, February 10, 2011 | Por Odelín Alfonso Torna

    LA HABANA, Cuba, febrero (www.cubanet.org) – La fecha de la vista oral
    al subcontratista de United States Agency for International Development
    (USAID), acusado de "actos contra la independencia o la integridad del
    Estado", se dará a conocer en breve, según anunció el gobierno.

    Alan fue detenido en Cuba el 3 de diciembre de 2009. El régimen
    montó, seguramente, la trama ideal, estrategia para convencer al "poder
    judicial" de que se trata de un espía al servicio de la CIA. La fiscalía
    sugiere una sanción a Gross de 20 años de privación de , Tal vez
    para mantenerlo como una pieza canjeable por los cinco espías presos en
    Estados Unidos.

    Fabricar espías en Cuba es una vieja práctica de la casta que nos
    gobierna desde hace más de cinco décadas. En el caso de Alan Phillip
    Gross, un "espía de la CIA" certificado por la inteligencia cubana, se
    añade el elemento de la "violación de nuestra soberanía".

    ¿Se viola la integridad de un Estado repartiendo unos pocos equipos
    satelitales para el beneficio de la sociedad civil en Cuba, como los
    ocupados al subcontratista ?

    El gobierno cubano puede preparar en cuestión de horas el canje o el
    destierro forzado de cualquier cantidad de prisioneros, sean políticos o
    comunes, extranjeros o nacionales. Para estos menesteres suele utilizar
    diplomáticos o personalidades "amigas de Cuba" o a la Católica.

    Por lo general, el destierro forzado es el destino de los reclusos que
    el régimen necesita quitarse por completo de encima, ya sea por presión
    internacional u por miedo a que su presencia en el país pueda ayudar a
    desencadenar conflictos internos en las calles o entre la población
    penal. No podemos descartar también que entre los desterrados o
    canjeados, el gobierno pueda colar algún que otro agentes de inteligencia.

    En agosto de 2004, algunas madres cubanas vieron partir a sus hijos al
    destierro. Eran jóvenes reclusos o pendientes de juicio por delitos
    comunes, muchos de ellos residentes en los municipios capitalinos San
    Miguel del Padrón y Cotorro. Conocí el hecho de boca de dos adolescentes
    que cumplían prisión por robo con violencia, sin habérseles celebrado
    aún juicio oral. Por no tener su consentimiento no publicaré los nombres.

    Como opción para deshacerse de una larga sentencia, a los jóvenes se les
    ofreció montarse en un avión con destino a Rusia. Uno de ellos no pudo
    siquiera despedirse de su familia. Finalmente, cuando el avión hizo
    escala en Madrid, allí se quedaron. Desde entonces nadie sabe bajo qué
    condiciones residen en España.

    Alan Gross fue convertido en espía por el gobierno cubano con el fin de
    equiparar su delito con el que pesa sobre los cinco espías cubanos,
    supuestos "héroes antiterroristas".

    A Raúl le falló el plan de canjearle a los americanos lo cinco
    espías-héroes por los prisioneros de conciencia arrestados en marzo de
    2003. Ahora juega la carta de Alan Gross.

    odelinalfonso@yahoo.com

    http://www.cubanet.org/articulos/el-autentico-antiterrorista/