Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Plan promueve la pequeña empresa en Cuba

    Publicado el miércoles, 08.04.10
    Plan promueve la pequeña empresa en Cuba
    By JUAN O. TAMAYO
    jtamayo@ElNuevoHerald.com

    Un nuevo programa de ayuda de Estados Unidos ofrece $3 millones para
    promover la pequeña empresa en Cuba –un aparente intento de reflejar un
    enfoque más indirecto para alentar a cambios en la isla.

    La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID)
    dijo en un documento que el programa estaba dirigido a los “grupos
    marginados'', como los que viven en áreas rurales, minorías étnicas y
    religiosas, huérfanos y niños vulnerables, mujeres de la zona rural y
    personas con impedimentos físicos.

    En otro documento, la USAID añadió que el programa también pudiera
    beneficiar a agricultores privados y albergues privados, así como a las
    barberías y los salones de belleza entregados hace poco por el gobierno
    a algunos de sus empleados.

    La nueva iniciativa de USAID coincide con los esfuerzos del gobierno de
    Raúl de ampliar la actividad económica para aumentar la
    productividad, disminuir la sobrecargada nómina administrativa del
    Estado y aliviar la crisis económica de la isla.

    En el pasado, la USAID ha financiado algunos pequeños y modestos
    esfuerzos para estimular el desarrollo económico en pequeña escala en la
    isla, según veteranos de las iniciativas pro democracia de la agencia en
    Cuba.

    No está claro cómo se compara el nuevo programa con los anteriores, pero
    una declaración de USAID enviada a El Nuevo Herald dijo que “está
    limitado a grupos que están particularmente marginados y ayudará a
    darles la posibilidad de participar en la sociedad civil''.

    En ocasiones Cuba ha considerado los programas de la USAID como
    “subversivos' y ha encarcelado a disidentes que han recibido alguna
    ayuda de la agencia como “mercenarios'' de Washington.

    Una carta de USAID que describe el nuevo programa dijo que estaba
    diseñado para ayudar a las “actividades cuentapropistas y
    empresariales'' y explorar la posibilidad de establecer acuerdos de
    microfinanciamiento, según la carta.

    José Cárdenas, que encabezó los programas de USAID durante los últimos
    años del gobierno del presidente George W. Bush, dijo que los programas
    que él administró estaban ideados para ser “catalíticos, a aumentar o
    acelerar el cambio positivo''. Describió el enfoque del gobierno de
    Obama como “establecer la base de un cambio más gradual, más evolutivo''.

    La carta de la USAID contiene una advertencia: “Dada la naturaleza del
    régimen cubano y la sensibilidad política del programa de la USAID, la
    USAID no puede ser considerada responsable de ninguna lesión o
    inconveniente sufridos por los individuos que viajen a a la isla
    mediante fondos otorgados por USAID''.

    Alan P. , subcontratista de la agencia que entregó equipos de
    comunicaciones por satélite a la pequeña comunidad judía de la isla, ha
    estado preso sin cargos en La Habana desde el 3 de diciembre.

    La descripción oficial del programa por la USAID está contenida en una
    carta conocida como Request for Applications (RFA) buscando propuestas
    de firmas privadas o de grupos no gubernamentales que quieran dirigir el
    programa de $3 millones y 36 meses. El RFA tiene fecha del 18 de junio y
    fija un plazo del 19 de julio para las solicitudes. No había indicio de
    cuándo la USAID haría su selección.

    En un discurso el domingo ante la legislatura cubana, Castro anunció que
    el gobierno pronto permitiría la expansión de los cuentapropistas en
    trabajos como plomería y fotógrafos de bodas y que relajaría las
    restricciones que limitan los empleados de esos negocios a miembros de
    la familia.

    El gobierno también ha aprobado un plan para rebajar las nóminas
    estatales, anunció. Anteriormente había estimado el número de
    trabajadores estatales innecesarios en más de un millón.

    El gobierno de Castro también ha prestado 2.5 millones de acres de
    tierras baldías a agricultores privados, con la esperanza de reducir las
    importaciones de alimentos, que ahora representan entre 60 y 80 por
    ciento del consumo de la isla.

    Los medios de comunicación estatales han publicado varias reportajes
    sobre la necesidad de darle créditos de producción a los nuevos granjeros.

    Los $3 millones son parte de los $15 millones para los llamados
    programas para la democracia en Cuba que están disponibles desde junio,
    después de que el senador John Kerry, semócrata por Massachussets,
    levantara su prohibición de usar el dinero hasta que tuviera más
    información sobre cómo se gastaría.

    Kerry ha argumentado que, aunque está a favor de la ayuda de Estados
    Unidos a la sociedad civil en Cuba, algunas de las partes más agresivas
    de los pasados planes de la USAID fueron ineficientes e incluso
    contraprodu-centes.

    Phil Peters, experto en Cuba con el Instituto Lexington en Washington,
    dijo darle la bienvenida al objetivo del programa de promover el
    desarrollo económico en pequeña escala.

    Su objetivo difiere de la suposición del gobierno de George W. Bush “de
    que es interés de Estados Unidos frenar la economía cubana'', indicó
    Peters, que publicó primero el RFA en su blog, The Cuba Triangle (el
    Triángulo Cubano.)

    http://www.elnuevoherald.com/2010/08/04/v-fullstory/777126/plan-promueve-la-pequena-empresa.html