Alan Gross: Castro's prisoner
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Disidentes cubanos elogian críticas de Obama sobre DDHH

    Disidentes cubanos elogian críticas de Obama sobre DDHH
    jueves 25 de marzo de 2010 16:46 GYT

    Por Jeff Franks

    LA HABANA (Reuters) – Disidentes cubanos aplaudieron el jueves al
    presidente estadounidense, Barack Obama, por denunciar malos tratos del
    Gobierno de Cuba y dijeron que sus declaraciones ayudaban a su causa.

    Opositores elogiaron lo que parece ser una nueva y más dura actitud de
    parte del presidente estadounidense, quien ha dicho que pretende mejorar
    las relaciones entre los dos países, agriadas desde que Fidel
    llegó al poder en 1959 e instaló un sistema comunista.

    El Gobierno cubano, que considera a los disidentes como subversivos
    empleados por Estados Unidos, no ha comentado la declaración de Obama,
    divulgada el miércoles en Washington.

    La prensa estatal cubana publicó el jueves una columna del ex presidente
    elogiando a Obama por conseguir la aprobación de su
    controvertida reforma de , y en la misma recordó que la isla ha
    tenido un sistema universal de salud por más de 50 años.

    El artículo de Castro parece haber sido escrito antes de la publicación
    de la declaración de Obama.

    El Guillermo Fariñas, que lleva 29 días en huelga de hambre,
    dijo por teléfono desde un hospital de la ciudad de Santa Clara, en el
    centro de Cuba, que aunque la declaración de Obama no tendría efecto
    inmediato ayudaría a aislar al Gobierno comunista de la isla.

    "Es muy importante, puesto que con un Gobierno dictatorial, totalitario
    como el que existe aquí no se debe negociar. A las dictaduras se las
    condena y aisla", sostuvo.

    Fariñas, un psicólogo de 48 años, está en huelga de hambre como protesta
    para pedir la liberación de 26 presos políticos enfermos. Afirma que
    está dispuesto a morir por esa causa si fuera necesario.

    Obama dijo que la situación de los en Cuba era
    "profundamente perturbadora", citando la muerte reciente del preso
    político Orlando tras una larga huelga de hambre y la "represión"
    la pasada semana al grupo disidente durante marchas para
    conmemorar el arresto en el 2003 de 75 opositores.

    "Estos eventos enfatizan que en lugar de aprovechar una oportunidad para
    entrar en una nueva era, las autoridades cubanas continúan respondiendo
    a las aspiraciones del pueblo cubano con el puño cerrado", dijo Obama.

    El presidente estadounidense pidió también al Gobierno de la isla la
    inmediata liberación de unos 200 presos políticos.

    DAMAS DE BLANCO

    "En nombre de las Damas de Blanco le agradezco a Obama por el comunicado
    criticando al Gobierno", dijo Berta Soler, esposa del disidente Angel
    Moya, condenado en el 2003 a 20 años de cárcel.

    "Es muy importante contar con la solidaridad de personalidades
    internacionales y de Obama en particular, alzando su voz, pidiendo el
    respeto a los derechos humanos y la para los presos políticos
    cubanos", agregó.

    El economista Oscar Espinosa Chepe, un ex preso político, también
    agradeció al presidente estadounidense por mostrar un "fuerte apoyo" y
    dijo que Cuba rechaza las aperturas de Obama porque "el totalitarismo
    necesita la confrontación para justificar la represión".

    Obama suavizó el embargo que Washington aplica a La Habana desde 1962,
    eliminando restricciones para que los cubano estadounidenses puedan
    viajar a la isla y reanudando el diálogo migratorio, así como para
    restablecer el correo directo.

    El mandatario estadounidense prometió más avances a condición de que
    Cuba libere a sus presos políticos y dé señales de avance en derechos
    humanos.

    Cuba, que sostiene que es víctima hace 50 años de la agresión
    estadounidense, se ha quejado de que Obama ha hecho muy poco para lograr
    un acercamiento.

    Tras una breve aproximación cuando llegó al poder, las relaciones entre
    los viejos enemigos volvieron a ser ásperas después de que Cuba arrestó
    en diciembre a un contratista estadounidense y lo acusó de trabajar para
    "los servicios de espionaje" de su país.

    El contratista, , permanece tras las rejas sin cargos. Estados
    Unidos ha dicho que estaba en Cuba sólo para ofrecer acceso a internet a
    la comunidad judía, aunque admitió que entró a la isla con un visado de
    turista que no permitía hacer ese tipo de trabajo.

    Su trabajo era financiado por programas estadounidenses destinados a
    promover la democracia en Cuba, que los líderes de la isla ven como
    parte de la campaña de Washington por socavar su sistema socialista.

    Obama no mencionó a en sus declaraciones.

    (Reporte adicional de Nelson Acosta y Esteban Israel; Editado en español
    por Rosa Tania Valdés y Silene Ramírez)

    http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE62O18A20100325?sp=true